domingo. 21.07.2024
UGT Jerónimo Cantuche
UGT Jerónimo Cantuche

Según los datos proporcionados por UGT Zamora, de las 30 plazas aprobadas para la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Zamora, solo 12 médicos de familia han sido incorporados localmente. Esto significa que 18 plazas fueron cubiertas por profesionales de fuera, a pesar de que dos de ellos no tomaron posesión de sus cargos. La situación se agrava con las excedencias, atribuciones temporales de funciones, libertades sindicales y otras comisiones de servicio, lo que ha resultado en un déficit neto de 16 médicos de familia.

"Esto es terrorismo sanitario puro y duro", declaró Jerónimo Cantuche representante de UGT Zamora, refiriéndose a las decisiones de la Gerencia Regional de Salud. Según el sindicato, las comisiones de servicio otorgadas desde Valladolid han exacerbado la escasez de médicos en Zamora, afectando gravemente a regiones como Sanabria, Carvallera, Tera y Benavente.

La controversia se centra en la falta de consulta con las autoridades locales antes de asignar estas comisiones de servicio que, según UGT, debilitan aún más el sistema de salud en una provincia ya deficitaria en recursos médicos.

"No se puede permitir que Zamora se convierta en un satélite más de Salamanca, donde los médicos pasan consultas de visita en lugar de estar permanentemente en sus puestos de trabajo", manifestó el sindicato

La delegada territorial ha prometido esfuerzos para contratar más médicos, pero UGT teme que esta solución sea insuficiente y no aborde el problema de raíz.

"Exigimos explicaciones claras sobre las razones detrás de estas comisiones de servicio y qué se planea hacer para asegurar que Zamora no sufra más envíos de médicos a otras provincias menos necesitadas", concluyó el representante sindical.

La situación ha llevado a UGT a pedir la dimisión de la gerente regional de salud y solicitar una revisión urgente de las políticas de asignación de personal médico en la región.

UGT pide la dimisión del gerente regional ante una nueva crisis sanitaria