viernes. 24.05.2024
Recién nacido. Imagen de archivo
Recién nacido. Imagen de archivo

En una región marcada por la preocupante tendencia del envejecimiento y la despoblación, cualquier indicio de un aumento en la natalidad se recibe con optimismo, por pequeño que sea. En este contexto, la provincia de Zamora inicia el año con una noticia alentadora: un incremento en el número de nacimientos.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el mes de febrero se han registrado 60 nuevos nacimientos en Zamora, lo que representa un aumento del 5,78% en comparación con el mismo período del año anterior. Estas cifras reflejan un cambio positivo en una tendencia demográfica que preocupa a la región. De los nacidos predominan las féminas con 34 bebés frente a los 24 niños zamoranos que han venido al mundo en el mes más corto del año. 

En el ámbito de Castilla y León, se observa un total de 2.093 alumbramientos en lo que va del año, tal y como reflejan las cifras de estimación de nacimientos publicadas este miércoles. Valladolid encabeza la lista con 505, seguida de León, Burgos, Salamanca y otras provincias. En este contexto, Zamora vuelve a estar a la cola con 118 nuevos nacimientos, solamente por delante de Soria, con 79.

Un aumento de la natalidad que va creciendo poco a poco. 58 en enero y 60 en febrero; una buena noticia no solamente en términos demográficos, sino que también puede tener importantes implicaciones sociales y económicas para la provincia. Es un paso en la dirección correcta para contrarrestar los desafíos del envejecimiento y la despoblación, y ofrece una nueva perspectiva de esperanza para el futuro de Zamora.

La semilla de esperanza para Zamora