miércoles. 24.04.2024
Presidente Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de la provincia de Zamora, Javier Faúndez Domínguez
Presidente Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de la provincia de Zamora, Javier Faúndez Domínguez

La Diputación de Zamora va a poner en marcha “el proyecto más ambicioso” en lo que respecta al Consorcio Provincial de Residuos, así lo ha confirmado el vicepresidente tercero de la Diputación y diputado de Medio Ambiente, y presidente Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de la provincia de Zamora, Javier Faúndez Domínguez.

Y es que, se pondrá en marcha la modernización del Centro de Tratamiento de Residuos con una inversión de casi 3.105.000 euros, un proyecto en el que se lleva trabajando “prácticamente dos años”, tal y como ha resaltado Faúndez.

Eso sí, de la inversión, 2.180.000 euros será aportados por el Consorcio de Residuos mientras que, la cuantía restante para la puesta en marcha, proviene de una ayuda económica de la Junta de Castilla y León.

En el Centro de Tratamientos de Residuos, situado en el barrio de Carrascal, se van a llevar a cabo siete actuaciones: construir una división del foso de llegada de residuos para separar los desechos, modificar la línea de tratamiento, cambiar completamente la configuración e instalación de los separadores ópticos con cipos de mantenimiento, instalar un separador magnético y otro inductivo, poner un segundo separador inductivo para la fracción de envase ligero. Además de la construcción de un espacio de almacenamiento para los restos de poda que aportan los ayuntamientos y la instalación de un homogeneizador donde se mezcla el residuo de la materia orgánica con los restos de poda.

Así, se trata del proyecto “más ambicioso del consorcio de residuos desde su modernización en 2010”, ha aseverado Faúndez. Por ello, se quiere adaptar la planta a la recogida de bioresiduos de la materia orgánica, algo que ya es de obligado tratamiento para poblaciones de 5.000 habitantes.

También, se pretende reducir las toneladas que se depositan en el vaso de rechazo con el objetivo de “reciclar más, para pagar menos”, recuperar más el producto y modernizar la planta que “será una de las más modernas de Castilla y León”.

Además, el presidente del Consorcio estima que el plazo de ejecución será de 10 meses por lo que el proyecto estaría operativo “si todo va rodado” a finales de 2023, o “como muy tarde” el primer trimestre de 2024.

El proyecto “más ambicioso”: modernizar el Centro de Tratamiento de Residuos de Zamora