lunes. 15.04.2024
Ensayo en el Seminario San Atilano
Ensayo en el Seminario San Atilano

En la quietud, el frío y la lluvia de un sábado de Cuaresma, el patio del Seminario se llenó de vida. Aunque no era la noche del Viernes de Dolores ni el atrio de la Catedral, el coro de la Hermandad del Espíritu Santo inundó el lugar con sus cánticos, marcando el inicio de una temporada especial. Con cada nota, resonaba la anticipación y la devoción, señalando el camino hacia la celebración más significativa del año litúrgico.

Las piedras ancestrales del Seminario vibraban al ritmo de los ensayos, impregnadas de historia y fe. Los miembros del coro se entregaban con pasión a la tarea de perfeccionar su música, conscientes del papel fundamental que desempeñan en la liturgia de la Semana Santa. Con cada melodía, construían un puente entre lo terrenal y lo divino, preparando el escenario para el momento en que los corazones se llenarán de recogimiento y reflexión.

Con la mirada puesta en el horizonte del Viernes de Dolores, el coro de la Hermandad del Espíritu Santo se embarca en un viaje espiritual que trasciende el tiempo y el espacio. Con cada ensayo, se acercan un poco más al momento culminante, cuando las calles se llenarán de procesiones y los fieles se unirán en oración.

El 'Christus Factus Est' suena en el Seminario