jueves. 29.09.2022
Boda
Boda

La tarde del sábado llevó al altar a Jessy y a Roi un tanto monta monta tanto de los de casa, una pareja de novios que unen los gigantes y cabezudos de Zamora. 

Tras cinco años de noviazgo y 20 de amigos, la pareja contrajo matrimonio en la tarde del sábado en la Iglesia de San Juan de la capital zamorana. 

Bajo el manto de la Virgen de la Soledad y la homilía cercana de Florentino Pérez sacerdote zamorano, así como de amistad surgida en la asociación de Gigantes y cabezudos, la pareja tuvo que pasar al salir de la iglesia por el arco de sables de los compañeros del novio, militares de la UME que se desplazaron desde su unidad en León para acompañar a la pareja en su enlace. 

 "Si este arco quieres pasar a la novia has de besar", esa fue la frase final del militar de más graduación de los compañeros del novio para poder atravesar el arco de sables de los cabos de la UME que rindieron honores a la salida de la Iglesia.

La pareja de novios ya convertidos en marido y mujer se desplazaron posteriormente a las zonas más emblemáticas de la ciudad para completar su reportaje fotográfico. 

Tras el enlace en la iglesia, la celebración con familiares y amigos en los Jardines del Rey de Zamora donde todos se divirtieron hasta altas horas de la madrugada. 

"Érase una vez que se era...en una ciudad cercana, ...la Bien  Cercada es donde habitan los protagonistas de la historia de este evento. 

Zamora es un Reino del que emigraron como príncipes, ya que el problema de los trabajos en la Zamora actual dejaron como en otros miles de principados a las ciudades sin gente. 

Pero ellos han vuelto a sus orígenes, a sus casas, con sus amigos con sus familias, con los  gigantes y cabezudos, con los que en los cuentos siempre dicen eso de y " fueron felices y comieron perdices". 

En la tarde del sábado 10 de septiembre la pareja contrajo matrimonio, unión en la que hicieron los honores en su salida de la Iglesia de San Juan militares de la Unidad Militar de Emergencias.

Arco de Honor de la UME para el enlace Pozo-Calviño Alfonso-Viñas
Comentarios