sábado. 03.12.2022

Zamora despide a las víctimas mortales del incendio más importante de la historia de la provincia

La Diócesis de Zamora rinde homenaje a Daniel Gullón y Victoriano Antón con una misa en la catedral a la que asistieron el presidente y el vicepresidente del Gobierno regional, Alfonso Fernández Mañueco y Juan García Gallardo, respectivamente
El presidente y el vicepresidente de la Junta en la misa de la Catedral
El presidente y el vicepresidente de la Junta en la misa de la Catedral

Accedieron a la catedral por la Puerta del Obispo. Cuando los fieles entraron a la seo, tanto el presidente como el vicepresidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco y Juan García Gallardo, respectivamente, ya estaban sentados en la bancada de la derecha frente al altar.

En la bancada de la izquierda, los carteles colocados en los bancos identificaban a los familiares de los fallecidos en el incendio de Losacio: Daniel Gullón y Victoriano Antón. Por ellos, se celebró una misa en una catedral en la que no cabía un alma, con rostros apenados en medio de un respetuoso silencio.

El obispo de Astorga recordó a los dos fallecidos cuando intentaban sofocar el fuego que arrasó Losacio, pero también ensalzó "el trabajo y el sacrificio" de todos aquellos operarios que trabajan en el dispositivo de extinción de incendios. "El aire que respiramos aún huele a humo por los incendios que han arrasado nuestra tierra, nuestras cosechas y con ellas, parte de nuestros sueños y de nuestro futuro", recalcó el prelado. Pero, sobre todo, hizo hincapié en que las llamas sesgaron la vida de dos personas, "dos valientes que se enfrentaron a un gigante", señaló.

Después, el turno de palabra fue para el obispo de Zamora, Fernando Valera, que recordó estos días de "tragedia para todos". "Todos hemos tenido ganas de llorar estos días", subrayó Monseñor Valera, para dirigirse a los familiares de las víctimas: "Os damos un abrazo. Es nuestro llanto y nuestro dolor lleno de cariño hacia vosotros". "Esta tarde vosotros sois los más importantes", añadió.  

Y tendió la mano a los necesitados y dirigió sus ojos al cimborrio de la seo para orar por el eterno descanso de los fallecidos, por la pronta recuperación de los heridos, por los duros momentos que atraviesan las familias, por la debida atención a los damnificados y por la concienciación de todos en el cuidado de la casa común”.

Familiares de las dos víctimas durante la misa en la catedral
Familiares de las dos víctimas durante la misa en la catedral

Acabada la eucaristía, la delegada de la Junta, Clara San Damián, fue la encargada de acercarse a los familiares de los fallecidos para anunciarles que Mañueco quería darles el pésame. Fue un breve y tenso momento, en el que el presidente de la Junta lamentó las muertes del brigadista y el pastor, mientras Gallardo prefería dejar solo al presidente y salía de la catedral por la puerta principal. "Momentos duros pero hay que levantarse", le dijo el vicepresidente del Gobierno regional a un sacerdote, para inmediatamente después subirse al coche oficial.

Mañueco se acerca a los familiares para dar el pésame
Mañueco se acerca a los familiares para dar el pésame

Mañueco salió de la seo por la misma puerta por la que entró, custodiado por un furgón policial apostado en la Puerta del Obispo.

El presidente del Gobierno acudió a la misa con otros integrantes del Gobierno regional, como los consejeros Jesús Julio Carnero o Isabel Blanco. Junto a él, también estuvieron el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, la delegada territorial de la Junta, Clara San Damián, la presidenta de la Junta Pro Semana Santa de Zamora, Isabel García, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Héctor Pulido, miembros de la Diputación de Zamora y del Ayuntamiento de la capital. Representantes de la Subdelegación de Defensa en Zamora y de otros cuerpos y fuerzas de seguridad, además de algún brigadista también quisieron unirse al homenaje.

Mañueco, durante la comunión en la catedral
Mañueco, durante la comunión en la catedral

Zamora despide a las víctimas mortales del incendio más importante de la historia de la...
Comentarios