miércoles. 08.02.2023

Eurovisión "elige" Zamora

La Asociación Cultural de Eurovisivos de España (AEV) celebra su asamblea anual en el Teatro Ramos Carrión

Actúa Blanca Paloma, participante en el Benidorm Fest

"Eurofans" en asamblea, en el Teatro Ramos Carrión
"Eurofans" en asamblea, en el Teatro Ramos Carrión

El éxito del Benidorm Fest y el tercer puesto de Chanel en el certamen ha marcado un antes y un después en el Festival de Eurovisión. TVE ha apostado por un nuevo equipo de Eurovisión que le da mayor importancia al festival de la canción europea y los "eurofans" lo han agradecido tras años de polémicas, canciones de escaso nivel y participantes "chabacanos".

De todo esto y más se ha hablado hoy en Zamora. Medio centenar de socios de la Asociación Cultural de Eurovisivos de España (AEV) han elegido la capital para celebrar su asamblea anual. Con cerca de 200 socios, la asociación nació en 1989 para dignificar Eurovisión y poner en contacto a la comunidad de "eurofans" en unos años en los que no existían las redes sociales. El objetivo, explica Jorge Nogales, miembro de la junta directiva y natural de Medina del Campo, es reunirse y relacionarse en torno a un festival que congrega a unos 200 millones de espectadores en la final.

También es una forma de hacer turismo. De conocer la historia, la gastronomía y el patrimonio de las ciudades españolas. Este año se ha elegido Zamora y el Teatro Ramos Carrión como "escenario" de la asamblea y de las actuaciones de Mikel Hennet, representante de España en el Festival de Eurovisión 2007, como componente del grupo D'Nash, y Blanca Paloma, participante en el Benidorm Fest, y entre las candidatas para representar a nuestro país en Liverpool 2023 si gana esta edición del Benidorm Fest.

Actuación de Blanca Paloma
Actuación de Blanca Paloma
Junta Directiva de la EV en el Teatro Ramos Carrión
Junta Directiva de la EV en el Teatro Ramos Carrión

Y la Diputación de Zamora ha sido la encargada de organizar un paseo turístico por la ciudad a estos "eurofans" llegados desde todos los puntos de España: de Sitges a Algeciras y de Asturias a Albacete, que han pernoctado durante tres días en la capital, han degustado arroz a la zamorana y han "revivido" en un bar de la capital la "casi" victoria de Chanel en el Festival de Eurovisión. "A todos nos gusta el turismo de interior y Zamora en invierno se ve con otro prisma. Yo vengo de Medina del Campo, conocía la ciudad, pero aun así me ha sorprendido", asegura Nogales, tras recalcar que estos días Zamora es "la capital de Eurovisión".

Jorge Nogales también certifica el incremento del fenómeno eurofans. Son "frikis", a mucha honra, muy vinculados al colectivo LGTBI, pero nunca se han quitado la "chaqueta" de fans. "Cuando quedamos en buen puesto o ganamos, algunos se ponen la chaqueta. Cuando las cosas salen mal, se la quitan", lamenta este vallisoletano.

Ellos siempre son fieles, pero también críticos por la organización de un festival que España no gana desde el año 1969. Y Nogales culpa a RTVE. Subraya que durante años la organización ha sido "penosa" y la calidad de las canciones "baja". Hasta ahora. El Benidorm Fest y Chanel ha relanzado el certamen musical que sirve, a su vez, para "relanzar artistas con estilos musicales muy diferentes", agrega Jorge Nogales.

Tras un Congreso de tres días, los eurofans que han viajado hasta Zamora tienen otra cita antes de la celebración del próximo festival eurovisivo. "Todos quieren conocer la Semana Santa de Zamora", comenta Nogales. Un mes después, la cita es en Liverpool.  Y en este punto arrecia otra crítica de los "eurofans": se está especulando con los vuelos a la ciudad inglesa y con el precio de los alojamientos. "En ocasiones nos consideran como monederos andantes", lamenta. Y ofrece datos: hace 10 años, las entradas al festival costaban 250 euros; en 2021, el coste fue de 1.000 euros. No apto para cualquier bolsillo. "Somos trabajadores con sueldos normales y hay mileuristas", acentúa Jorge Nogales.

Por eso, la AEV ofrece otras propuestas "low cost" para aquellos que no puedan vivir el certamen en directo: actividades, la única revista en castellano sobre el Festival de Eurovisión, fiestas (preparty), encuentro con participantes....Porque son los "eurofans" los que mantienen vivo un Festival de Eurovisión que suma cuota de pantalla. Sin ellos, el festival de la canción europea no tendría el reconocimiento que tiene. Lo sienten como algo muy suyo y lo defienden a capa y espada, siempre exigiendo "calidad". Y en este punto, Zamora ha aportado su grano de arena como "cónclave" de algunas decisiones. En mayo de 2023, el Festival de Eurovisión será un poco más especial para los zamoranos.

Eurovisión "elige" Zamora
Comentarios