lunes. 26.02.2024
Patín eléctrico
Patín eléctrico

El patinete eléctrico se ha convertido en una de las formas de transporte urbano más populares de los últimos años y su seguridad y eficacia lo convierte en un complemento ideal para moverse por la ciudad. Esta opción no se limita únicamente a las épocas del año donde el tiempo es más favorable, sino que también permite desplazarse en los meses más fríos del año. Bolt, el mayor operador de micromovilidad de Europa, quiere ayudar a los usuarios en sus desplazamientos invernales y por eso comparte una lista de buenas prácticas para hacer un uso seguro del patinete durante los próximos meses.

1.     Prepararse para el frío

Cuando las temperaturas descienden, las bufandas y los guantes son los mejores aliados para salir a la calle y también para coger este tipo de vehículos. Es esencial que las manos estén protegidas a la hora de conducir y frenar cuando sea necesario. En el caso del gorro, es recomendable dejar espacio suficiente para incluir el casco, ya que, haga el tiempo que haga, es recomendable utilizar casco. También es muy recomendable llevar elementos reflectantes en la ropa, sobre todo a primera hora de la mañana y al final del día o en condiciones de poca visibilidad.

2.     Adaptar la velocidad a las condiciones de la carretera

Los neumáticos de los patinetes más modernos han evolucionado para conseguir un mejor agarre en la carretera, lo que permite un viaje más seguro cuando las condiciones meteorológicas son poco favorables. Aun así, es recomendable que los usuarios conduzcan con precaución cuando el tiempo es malo. En España, la DGT establece que el límite de velocidad para estos patinetes es de 25 km/h, pero en los meses de invierno es aconsejable una conducción aún más prudente, con una mayor distancia con los demás conductores para garantizar una frenada segura. En cualquier caso, el modo “Principiante” está siempre disponible en la app Bolt, para ajustar de forma automática la velocidad del patinete a un máximo de 15 km/h.

3.     Verificar las condiciones del vehículo antes de cogerlo

Independientemente de la estación del año, es esencial comprobar los frenos, los faros y la plataforma del patinete antes de empezar el viaje. Aunque Bolt mantiene siempre unos altos estándares de calidad y mantenimiento de sus vehículos, siempre es recomendable prestar atención a estos detalles antes de comenzar el viaje. Un vehículo en malas condiciones puede afectar al tráfico y suponer un problema de seguridad. Tener en cuenta estas normas puede mejorar la convivencia entre vehículos y peatones tanto en invierno como en verano, al margen de las condiciones meteorológicas.

4.     Aparcar de forma responsable

Un aparcamiento responsable es fundamental no sólo para el mantenimiento de los vehículos, sino para la solidaridad con el resto de viandantes. El mapa de la aplicación de Bolt de cada ciudad muestra dónde se puede y dónde no se puede aparcar. Además, la aplicación solicita una comprobación de que el vehículo está bien aparcado mediante una foto que se procesa a través de Inteligencia Artificial y que verifica que el aparcamiento es correcto. El patinete no debería obstruir carriles bici, carreteras, pasos de peatones o aceras, y es necesario bajar el caballete para que el patinete se mantenga en posición vertical y no se caiga.

5.     Optar por un VTC cuando llueve “a cántaros”

La seguridad es primordial para Bolt. Por eso, aunque se puede usar un patinete eléctrico cuando hace frío, no es la mejor opción si empieza a llover demasiado porque el suelo está más resbaladizo, hay peor visibilidad y puede  aumentar el riesgo de derrape o caída.

Como explica Juan Álvarez, responsable de micromovilidad de Bolt en España, "La prioridad de Bolt es ofrecer a los usuarios opciones de movilidad seguras. Por eso, trabajamos diariamente con las ciudades, lanzamos nuevas herramientas y educamos para que conducir un patinete se convierta en la opción de movilidad favorita por los usuarios”.

Al mal tiempo, consejos para circular en patinete eléctrico durante otoño e invierno