domingo. 05.02.2023

Tradicional hermanamiento y honores entre las bandas zamoranas

La banda de Cornetas y Tambores Ciudad de Zamora y la Banda de Música de Zamora han realizado el tradicional pasillo en la Plaza Mayor como colofón a una intensa Semana Santa de trabajo

Música de charanga para despedir con honores una Pasión zamorana que ha vuelto a copar las calles

La banda de cornetas y tambores "Ciudad de Zamora" a su salida del Encuentro
La banda de cornetas y tambores "Ciudad de Zamora" a su salida del Encuentro

Pasillo para recibir a la Banda de Música de Zamora y a la Banda de Cornetas y Tambores "Ciudad de Zamora" en un gesto de hermanamiento entre las principales agrupaciones musicales de la capital. Ambas han protagonizado un singular desfile que ha dado paso a la música de pasodobles y charanga con la que las dos formaciones despiden la Semana Santa tras diez días de intenso trabajo, al que se suman los ensayos. 

Cuatro meses de trabajo y decenas de horas sobre las calles, entre el frío de la procesión de Jesús Nazareno y el calor que ha caracterizado las jornadas del Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo. Las dos bandas han despedido al Jesús Resucitado y al Virgen del Encuentro en la iglesia de la Horta para volver a subir por Balborraz y protagonizar a la entrada a la Plaza Mayor, junto al Ayuntamiento Viejo, una fiesta que ya es tradición desde hace al menos 15 años. 

La Banda de Música de Zamora ha sido la primera en llegar a la Plaza Mayor donde ya les esperaban cientos de zamoranos, muchos de los cuales han aplaudido a su paso y se han animado a bailar al son de los pasodobles de la agrupación dirigida por Manuel Alejandro. Tras ellos, la banda de cornetas y tambores que han sido recibidos con el mismo calor por los allí presentes. 

Una fiesta de sobra conocida por los zamoranos que les han acompañado y a la que ha sucedido la música de jotas y pasodobles. 

Ya lo dijo esta semana un usuario en un famoso post que ha corrido como la pólvora por los principales grupos de Zamora en homenaje a la labor que cada año, a diario sumando hasta tres procesiones diarias, realizan todos y cada uno de los músicos que integran estas agrupaciones (incluyendo a la Banda de Nacor Blanco y a todas las bandas contratadas para acudir a nuestra Semana Santa):

"Cuando termina la Semana Santa, ellos son los que más kilómetros han hecho. Han cargado todo el tiempo con el peso de sus instrumentos, y también les duelen los pies, la espalda, los labios, las muñecas...

Ellos son grandes protagonistas en nuestra Semana mayor y merecen el mayor de los respetos y admiración.

¿Qué sería de la Semana Santa sin las bandas?". 

Tradicional hermanamiento y honores entre las bandas zamoranas
Comentarios