domingo. 14.08.2022

El Coro de San Ildefonso canta para ayudar a las víctimas de la guerra de Ucrania

La recaudación del concierto solidario de Semana Santa asciende a 1.700 euros, 1.200 aportados por los asistentes y 500 donados por la Obra Social de la Cofradía de Jesús Nazareno a la entidad diocesana, con la que colabora habitualmente
Coro de San Ildefonso
Coro de San Ildefonso

El coro San Ildefonso interpretaba el domingo su tradicional Concierto de Semana Santa, cuya recaudación del concierto se destinará íntegramente a Cáritas Diocesana para ayudar a las víctimas de la guerra en Ucrania. 

El concierto recaudó entre los asistentes una aportación de 1.200 euros (exactamente 1.177’39 euros), que fueron entregados allí mismo en mano al delegado de Cáritas Diocesana, Antonio Jesús Martín de Lera, quién agradecía al coro y a su director, Francisco Rapado, su acto solidario.

A esta recaudación hay que añadir 500 euros donados por la Obra Social de la Cofradía de Jesús Nazareno al coro para la delegación diocesana de Cáritas en Zamora, entidad con la que colabora durante todo el año. 

Coro de San Ildefonso
Coro de San Ildefonso

Tras ofrecer durante muchos años un concierto conjunto con el coro de la Buena Muerte, el recital de este año lo protagonizaba una versión reducida de sus cantores, con el esfuerzo añadido de cantar con mascarilla, que una vez más hicieron gala de su exquisito gusto y su calidad musical durante la hora y media del acto. Los nueve cantores lucían en su pechera el lazo con los colores de la bandera del pueblo ucraniano, en solidaridad con los que sufren y con su compañera, Oksana Kharina. 

La formación camerística realizó casi místico recorrido por la liturgia y la música de la Pasión de Cristo con obras que abarcan desde el Medievo, el Renacimiento y el Barroco hasta lo contemporáneo entre las que también figuraban cuatro secuencias del hermosísimo Stabat Mater del zamorano Enrique Satué, compositor de buena parte del repertorio del Coro de la Buena Muerte, interpretadas por solistas (bajo, tenor, soprano y alto), con el acompañamiento de órgano de Alejandro Rapado.  

Música de Pasión 

Con su estilo evocador e intimista, el coro San Ildefonso -integrado por cinco voces femeninas y cuatro masculinas- interpretó sin interrupciones y sin aplausos, como un solo corpus, el Vexilla Regis (O. Ravanello, 1871-1934, con estrofas de gregoriano); In Monte Oliveti (Giovanni Batista Martini, 1706-84); la antífona Pueri Hebreorum Portantes; 'Jerusalem convertere' de Palestrina (1525-1594); Tristis est Anima Mea (G.B Martini); varios motetes y responsorios de Tomás Luis de Victoria (1548-1611) como el 'Vere Languores', 'Iudas Mercator Pessimus' , 'Improperia' y 'O vos Omnes', dos armonizaciones de Frank Lizst para su Vía Crucis; 'Ubi Caritas' de Ola Gjeilo (1978), el Crux Fidelis gregoriano y el Miserere inacabado que Mozart (1756-1791) compuso a la edad de 14 años.  

Coro de San Ildefonso
Coro de San Ildefonso

Con el público que abarrotaba la iglesia de San Ildefonso puesto en pie, el coro interpretó como propina el 'Sicut Cervus' de Palestrina para cerrar un concierto ya tradicional en la tarde del Domingo de Ramos. Sus voces, llenas de matices, emotivas, sonaron está vez más bonitas que nunca, por la paz del mundo y contra la guerra. 

El Coro de San Ildefonso canta para ayudar a las víctimas de la guerra de Ucrania
Comentarios