viernes 21/1/22

En Ribadelago la luz brilla, pero por su luz eléctrica en sus calles lo sigue haciendo por su ausencia

Los vecinos hartos de que un problema que es de fácil solución se enquiste y también en el verano se sufra la falta de luz eléctrica en los paseos nocturnos y en las noches del fresco, también de los pocos niños que pueden jugar en los aledaños de sus casas por falta de luz, en nada volvemos al candíl, aseguran sus vecinos.
Ribadelago
Ribadelago

Los vecinos de Ribadelago Viejo se quejan de la falta de solución a lo que parece una avería que lleva al menos dos días sin solución y que deja al pequeño pueblo sanabrés sin alumbrado y en la más absoluta oscuridad, una regresión al pasado que el ayuntamiento no es capaz de paliar ahora tampoco en cuanto a los servicios básicos. Esto ocurría ya en el mes de mayo, pues bien, tiempo ha habido para solucionarlo pero desde el vecindario siguen llegando las quejas, el alcalde hace caso omiso a las peticiones de sus vecinos y creen que ya es más que tiempo para que actúe o se vaya

 No por ser más pequeños y por tener menos habitantes tenemos porque no tener servicios públicos, comentaban varios vecinos a este diario, "ya es mucho que no tengamos cobertura en el teléfono muchas veces o se vea mal la televisión pero si ya no hay ni luz lo que nos faltaba"....

Ribadelago Viejo se sume en un apagón de su alumbrado público que sigue siendo uno de los problemas de esta Zamora que pide sin ser escuchada y que es muchas veces bandera de políticos a los que se les llena la boca de nuevos proyectos, si ni siquiera se puede pasear de noche en estas cálidas noches de verano por los pueblos, lo que faltaba.

Los que sufren la situación son sus vecinos sin que nadie haya puesto remedio a una casuísitica que lleva varios meses sin siquiera un atisbo de arreglo.

Si la falta de servicios como el alumbrado público falta siendo una de las infraestructuras básicas, mal se van a poder paliar las necesidades de repoblación de la zona y más en una Parque Natural que presume de serlo, ahora también tiene que parecerlo.

En el mes de septiembre fueron los contenedores que no se recogían, ahora no hay luz en el alumbrado público, todo un mal comienzo reivindicado desde hace meses y para un año en el que se quieren conseguir demasiados logros, y quizá lo primero que hay que construir es la casa y después ir poniendo las ventanas.

En Ribadelago la luz brilla, pero por su luz eléctrica en sus calles lo sigue haciendo...
Comentarios