domingo. 02.10.2022

El vídeo-denuncia tras el incendio: "La naturaleza en Sierra de la Culebra es tan dura como los alistanos, siempre hay que tener esperanza"

El zamorano Óscar Antón ha pisado la Reserva Regional de Caza días después de que el fuego haya arrasado con cerca de 25.000 hectáreas

Dos personajes van relatando la pérdida de biodiversidad y riqueza para los ganaderos y apicultores de la zona que no verán una recuperación total hasta dentro de varias décadas

Vídeo denuncia Sierra de la Culebra
Vídeo denuncia Sierra de la Culebra

Pisando ceniza, tierra muerta. El realizador zamorano Óscar Antón ha tomado su cámara para adentrarse en el horror en el que se ha convertido el monte de Sierra de la Culebra, todo un paraje idílico, ahora convertido en un paraje yermo, en el que la vida a simple vista parece haber desaparecido entre el fuego que arrasó en poco más de cuatro días uno de las reservas más espectaculares de nuestra provincia. 

Pasarán décadas hasta que Sierra de la Culebra y los habitantes de los municipios afectados se olviden del susto. Quizá las mismas o más que el monte tarde en recuperar su riqueza y dejar atrás la imagen en la que el gris y negro dejen espacio a los nuevos brotes. Algunos de ellos ya han comenzado apenas tres semanas después a ver la luz, un signo de esperanza: "La naturaleza en Sierra de la Culebra es tan dura como los alistanos. Apenas han pasado ocho días y ya hay brotes verdes: siempre hay que tener esperanza". 

Sobre un fondo negro, una primera frase ya anuncia el desastre que también anticipa la música. "Las llamas se retiran, la desolación se queda". Sobre esta idea peregrina un oriundo de la zona junto a una pequeña que representa a las jóvenes generaciones que comienzan a comprender las consecuencias a largo plazo que tendrá el incendio que ha acabado con más de 60 especies y 20 hábitats de alto valor ecológico, según el informe preliminar realizado por la ONG SEO BirdLife. 

Imagen de una de las corralas arrasadas por el incendio en Sierra de la Culebra
Imagen de una de las corralas arrasadas por el incendio en Sierra de la Culebra

Sobre castaños centenarios, colmenas arrasadas por el fuego y las paredes de las corralas que han sucumbido al infierno rojo, los personajes revelan que deberán pasar generaciones hasta que el monte recupere su esplendor. 

"Ahora mucho ruido mucho ruido y dentro de dos días nadie se va a acordar de Sierra de la Culebra". Tirando del refranero alistano -"cuatro días hablaron de la moza mal casa y al quinto día ya nadie decía nada"-, los protagonistas del vídeo anticipan la segunda catástrofe que caerá sobre los afectados cuando el fuego se de finalmente por extinguido: el olvido administrativo. 

El vídeo-denuncia tras el incendio: "La naturaleza en Sierra de la Culebra es tan dura...
Comentarios