martes. 16.08.2022
Proyecto eólico
Proyecto eólico

Los agricultores y ganaderos vuelven a alzar la voz ante la propuesta de un mega parque para la obtención de energía eléctrica renovable en la provincia de Zamora. En este caso, el proyecto se quiere llevar a cabo en Villamayor de Campos.

Y, según han explicado, ocuparía casi 800 hectáreas de terreno agrícola concentrado y de una productividad media y alta. “Justamente en un momento en el que la producción de alimentos se ha vuelto más importante y estratégica de lo que de natural ya es, debido a la crisis alimentaria que estamos viviendo agravada por la guerra en Ucrania. Además, estas casi 800 has están en las inmediaciones de una zona ZEPA y como las aves no entienden de zonas ZEPA, algunas AVUTARDAS (especie de ave esteparia protegida) hacen sus nidos entre los cultivos de esas hectáreas”.

Agricultores y ganaderos han lamentado que “se nos pretende presentar como algo fabulosa e inmejorable para fijar población en esta parte de la España vacía. Cuando el mantenimiento y explotación de estos mega parques requiere de poquísima mano de obra y está en manos de empresas especializadas que se mueven por todo el país y ya cuentan con sus propios trabajadores. Cuando el sol es de todos y lo que no tiene el promotor es la tierra. Tierra que pretende conseguir con unos contratos de cesión de propiedad abusivos y sólo garantistas para el promotor y que a muchos propietarios no interesan porque quieren seguir cultivando la tierra. En el proyecto también quedan afectados caminos y cauces de agua de uso público y estaría ubicado a pocos metros del casco urbano con lo que el impacto visual sería importante”.

De igual modo, han dicho que “el proyecto se presenta cuando ya está aprobado el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 en el que se favorece el autoconsumo de electricidad conseguida a partir de energía renovables tanto a nivel individual, como empresarial o formando comunidades energéticas que pueden poner en marcha un grupo de personas o los ayuntamientos; en todos los casos cuentan con subvenciones públicas. Fórmulas todas ellas más sostenibles y adecuadas al espacio rural en el que vivimos”.

Y es que, han recordado que “lo que contribuye a fijar población en el medio rural es el mantenimiento de esas casi 800 hectáreas para su uso agrícola y ganadero. Teniendo en cuenta que la superficie media de las explotaciones en nuestra tierra es de cincuenta hectáreas, ochocientas dan para que vivan entre 6 y 8 familias. Esto es fijar población. Y si además el ayuntamiento pone en marcha una comunidad energética para autoabastecernos todos los vecinos (tiene terreno para poder hacerlo) estaremos haciendo un ejercicio de economía circular y no contribuyendo con el sol, que es de todos, y las 800 has que son propiedad privada, a un negocio particular con carácter especulativo y ajeno a los intereses del medio rural donde vivimos”.

“Somos agricultores y ganaderos, no tontos”: el parque de 800 hectáreas que pone en...
Comentarios