jueves 2/12/21

La oposición reprocha a la Diputación la falta de financiación para preservar las ruinas de Castrotorafe

El diputado de Cultura explica que se trata solo de un protocolo entre la Consejería de Cultura y Turismo y la institución provincial, pero adelanta una intervención en las ruinas para 2022 con partidas provincializadas

El Pleno de la Diputación de Zamora ha dado luz verde a la aprobación y suscripción del protocolo entre la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León y la Diputación provincial de Zamora para la conservación y restauración de las ruinas del castillo “despoblado de Castrotorafe”, en San Cebrián de Castro, pero con el reproche de los grupos de IU y PSOE por la falta de financiación.

El diputado de Cultura, Jesús María Prada, explicó que el protocolo no incluye contenido económico específico y lo definió como una "declaración de intenciones", aunque anunció que el año que viene se desarrollará una intervención en estas ruinas financiada con partidas provincializadas.

 El protocolo aprobado servirá para dar cobertura a las actuaciones que ambas administraciones lleven a cabo sobre este bien inmueble, cuya mejora y puesta en valor supondrá un importante atractivo turístico para la provincia de Zamora, además de la puesta en valor de un importante bien del patrimonio histórico de la provincia.

Las ruinas del castillo, murallas y ermita del denominado “despoblado de Castrotorafe” fueron declaradas en 1931 Monumento Histórico-Artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional. Dicha declaración se basaba en la importancia histórica del enclave, sobre todo a partir de 1129, cuando Fernando VII fija su término y le da el fuero de Zamora. Su posición estratégica en el paso del Esla, al contar con un importante puente que comunicaba Castilla y Galicia, le dio una gran importancia histórica, ejemplo de la cual son los restos existentes en la actualidad, en extensión y cantidad de construcciones.

El denominado “Despoblado de Castrotorafe” es propiedad de la Diputación Provincial de Zamora por cesión del Estado mediante Decreto 249/1975, de 16 de enero.

Desde entonces han sido varias las actuaciones que de manera aislada se han realizado en las distintas ruinas existentes, con el fin de garantizar su mantenimiento, algunas de estas actuaciones han sido ejecutadas por la Junta de Castilla y león y otras por la propia Diputación Provincial, aunque no han sido capaces de frenar el deterioro que este Bien de Interés Cultural ha ido sufriendo con el paso de los años.

Tras la redacción del Plan Director de Castrotorafe en el año 2.000 no se han seguido las pautas en él recogidas, que pretendían la consolidación de las ruinas y su puesta en valor como patrimonio cultural de la provincia y como atractivo de visitas turísticas.


 


 

La oposición reprocha a la Diputación la falta de financiación para preservar las...
Comentarios