jueves. 11.08.2022

El incendio de la Sierra de la Culebra reduce la peregrinación por el Camino Sanabrés

La Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago sigue recomendando a los peregrinos que, incluso en esta época estival, se animen a recorrerlo, porque la abundante vegetación y las masas de agua por las que van a ir avanzando, lo convierten en ese camino especial para esta época en la que el tiempo se muestra más inflexible
Peregrinos por el Camino Sanbrés. Foto Albergue Tábara
Peregrinos por el Camino Sanbrés. Foto Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago

Muchos peregrinos, de forma equivocada, vinculan el Camino Sanabrés con la Sierra de la Culebra y tras el desolador incendio que hemos sufrido, la peregrinación se ha resentido de forma inusual.

"Es necesario que nuestra provincia recupere el ritmo  y se vaya recuperando cuanto antes la normalidad", apunta la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago.

Al margen del incendio, numerosos peregrinos que recorren su camino en época estival, cuando se encuentran haciendo planificación descartan recorrer la Vía de la Plata por las elevadas temperaturas que, en estos meses, tienen que afrontar mientras lo recorren; además, durante una buena parte de su recorrido las distancias resultan excesivamente largas, y son muy pocos los sitios en los que encuentran sombra para poder descansar y protegerse del inclemente calor.

Pero la Vía de la Plata tiene su continuación en la provincia de Zamora a través del Camino Sanabrés, y este camino, que cuenta con entidad propia, ofrece en los meses de verano unas condiciones muy diferentes al resto del trazado que siguen los peregrinos que comienzan en el sur.

El Camino Sanabrés comienza en Granja de Moreruela, y desde la primera jornada los peregrinos van encontrando una vegetación exuberante y cauces de agua que refrescan el ambiente y hacen más suave su avance hacia Compostela.

Cuando llevan tan sólo recorridos 10 km el agua del río Esla se embalsa y les permite disfrutar de un camino diferente al que venían recorriendo aquellos que comenzaron en Almería o en Sevilla.

El cauce abundante de agua, además de refrescar el ambiente, representa para los peregrinos percibir una sensación que hasta entonces no habían experimentado. En las siguientes jornadas, avanzan a través del valle del Tera, un río que nace en las montañas de Sanabria, discurriendo el camino muy próximo a su cauce, a través de frondosas huertas y abundante arbolado, que en las horas en las que aprieta el calor siempre obsequian a los caminantes con su sombra.

Más adelante, los peregrinos van avanzando junto al embalse de Agavanzal, y una vez superado Mombuey, del de Entrepeñas que, unido a la altitud por la que discurre el camino, consigue que el ambiente no resulte tan sofocante como en las exigentes jornadas de Andalucía y Extremadura, y por las noches, incluso en los días más calurosos, la temperatura desciende haciendo necesario utilizar el saco o una manta para protegerse del frescor de la noche.

El Camino Sanabrés se está convirtiendo en un plan ideal para muchos peregrinos, ya que además de los parajes por los que discurre, que hacen que el calor no resulte tan sofocante, cuenta con un trazado de 375 km y se puede recorrer en dos semanas, lo que para muchos peregrinos representa un plan idóneo.

Desde Tábara, los peregrinos van contemplando permanentemente a su izquierda la Sierra de la Culebra, que tiene 65 km de largo y 32 km de ancho ocupando una extensión de 70.000 ha. Pero siempre el trazado del camino se encuentra a una o varias docenas de kilómetros de esta Sierra, que abarca las comarcas de Tábara, Aliste, Carballeda y Sanabria.

Con motivo del reciente incendio que ha ocupado las páginas de los principales medios de comunicación del país, en el que se ha visto involucrada la Sierra de la Culebra, algunos peregrinos que desconocen el terreno han podido pensar que el camino se ha visto afectado por este impresionante incendio y algunos, por precaución y prudencia, pueden haber desistido recorrer este trazado en su peregrinación, imaginando que iban a caminar en medio de los restos de un incendio devastador.

Para conocer la situación en la que el trazado del camino ha quedado después del incendio, la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago, comprometida con el mantenimiento y señalización de los diferentes caminos de Santiago en nuestra provincia, ha estado recorriendo el itinerario entre Tábara y Rionegro del Puente, y después de una exhaustiva revisión han comprobado, y constatan que, el recorrido que siguen los peregrinos apenas se ha visto alterado y los restos del incendio han quedado lejos del camino.

Entre Tábara y Olleros de Tera el trazado no se ha visto afectado en absoluto y tampoco el fuego ha llegado hasta sus cercanías. Es a partir del embalse de Agavanzal donde durante poco más de media docena de kilómetros, una lengua de fuego afectó al término de Villar de Farfón, y el camino, aunque no presenta ninguna alteración que dificulte el paso de los peregrinos, los límites del sendero si se han visto afectados por el fuego, pero un km después de Villar de Farfón, de nuevo el camino se encuentra como siempre ha estado.

La comisión de la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago que pensaba que se encontraría con más alteraciones en el trazado, han recorrido este tramo sin el mayor inconveniente, garantizando que el tránsito de los peregrinos puede hacerse sin ningún problema.

Peregrinos en el Camino Sanabrés
Peregrinos en el Camino Sanabrés

Por eso, la Asociación Zamorana de los Zaminos de Santiago, una vez analizado y revisado este tramo del camino, sigue recomendando a los peregrinos que, incluso en esta época estival, se animen a recorrerlo, porque la abundante vegetación que se van a encontrar en su trazado y las masas de agua por las que van a ir avanzando, lo convierten en ese camino especial para esta época en la que el tiempo se muestra más inflexible.

Animamos a todos aquellos que estén planificando su peregrinación, que contemplen este recorrido como una alternativa idónea para estos meses, en los que otros caminos no son tan aconsejables por el excesivo calor que pueden encontrar en algunas jornadas

Artículo de la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago

El incendio de la Sierra de la Culebra reduce la peregrinación por el Camino Sanabrés
Comentarios