miércoles. 01.02.2023

CSIF denuncia que en Zamora se necesitan “35 facultativos para atender demarcaciones descubiertas”

El sindicato convoca movilizaciones el 2 de febrero para denunciar el “caos sanitario” que padecen los profesionales y afectan a los pacientes

Médico. Fotografía de archivo
Médico. Fotografía de archivo

Los sanitarios de Castilla y León también salen a la calle. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha convocado a los profesionales de la sanidad de Castilla y León, el jueves 2 de febrero a las 11:30 horas, a una concentración ante los hospitales y centros de salud de Castilla y León, para denunciar “el caos sanitario” que sufren los profesionales de la Sanidad, y que afecta directamente a todos los pacientes de la Comunidad y a la calidad de los servicios que prestan”.

Con esta iniciativa, CSIF se suma a las movilizaciones que están llevando a cabo los empleados públicos sanitarios por toda España. “La situación de la sanidad en nuestra Comunidad es crítica. Está igual de mal o peor que en el resto del país. Es crítica. No nos queda más remedio que concentrarnos para defender una atención digna para los ciudadanos castellanos y leoneses”, ha señalado Enrique Vega, presidente del sector de Sanidad de CSIF Castilla y León.

 “Apoyamos las movilizaciones de sanitarios en toda España, porque la situación de deterioro de la sanidad pública es insostenible, y valoramos hacer una huelga nacional, sostiene Vega, quien ha aclarado que, de producirse, eso sí, se realizaría cuando descienda la curva de infecciones que se están produciendo estas semanas”.

“Es la Junta la que está llevando a la sanidad de Castilla y León a una situación límite, la que nos aboca a movilizarnos”, afirma Vega. Llama al consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, a reaccionar “ante la falta de personal, el colapso y saturación de las urgencias hospitalaria y de Atención Primaria, o las insoportables listas de espera en especialistas”.

Para CSIF, “en Castilla y León hay retos prioritarios que necesitan de acciones y soluciones inmediatas y a corto plazo. ¿Qué plan tiene el consejero y el Gobierno autonómico, o es que no tienen ninguno?, se pregunta Vega, quien denuncia que CSIF no conoce los planes de la Consejería de Sanidad, porque su titular no se digna recibir al sindicato.

 “No tenemos abierta ni la más mínima línea de relación, ni negociación, a pesar del alarmante escenario sanitario que tenemos y de que CSIF es la primera organización en la Mesa General de la Junta. Alejandro Vázquez revalidó su cargo hace ya más de nueve meses y seguimos esperando a mantener un encuentro con él para contrastar y valorar el documento de propuestas para la Atención Primaria que presentamos allá por octubre de 2021”. 

Este documento de trabajo plantea una batería de medidas que buscan un cambio de modelo de gestión en la Atención Primaria, racionalizar los recursos, reforzar las plantillas y avanzar en una modernización y reestructuración. Por supuesto, hay que incidir en las mejoras salariales, “porque las retribuciones, si se tienen en cuenta los complementos que se abonan en otras comunidades, caen al fondo del ranking”, apunta Vega. Asimismo, recuerda que los problemas de Atención Primaria son los que están provocando el colapso en las urgencias hospitalarias, porque “como el paciente no es atendido en el centro de salud, acude a los servicios de Urgencias que están abiertos 24 horas los siete días de la semana”.

NECESIDADES PROFESIONALES. El sistema sanitario de Castilla y León necesita de, al menos 2.000 profesionales de medicina y 4.500 de enfermería, además de docenas otros profesionales técnicos de unidades de apoyo (fisioterapeutas, odontólogos, higienistas, técnicos, psicólogos, terapeutas ocupacionales y personal administrativo, entre otros). Si se considera la ratio recomendada por la OCDE la necesidad aumentaría hasta las 6.150 enfermeras.

El escenario no puede ser más preocupante. “Los datos que hemos podido recabar a pie de centro son apabullantes y clarificadores. La falta de sanitarios en Urgencia se cuenta por docenas en los hospitales, explica María Paz Palacín, presidenta del sector de Sanidad en Palencia y miembro de la Ejecutiva regional, que aporta algunos datos de interés.

  1. En los hospitales de la Comunidad hay incrementos de entre el 20 y el 50% de atendidos en Urgencias, como es el caso del Hospital de Segovia. En Burgos, tienen unos 400 pacientes al día pico de 500 los lunes.
  2. En el Hospital Clínico de Valladolid el número de atenciones en Urgencias es el más alto desde hace ocho años, con una clara curva que va en aumento; y en el Río Hortega hay 9 médicos por debajo de la plantilla habitual en Urgencias. La saturación de pacientes lleva a abrir la sala de observación de urgencias, otra sala habilitada y, en no pocas ocasiones, los pacientes están en los pasillos de los boxes del Servicio de Urgencias. También en otros hospitales, como Salamanca o el Clínico de Valladolid, hay vacantes de adjuntos de urgencias sin cubrir.
  3. En el Hospital de Soria, los días del 13 al 15 de enero se abrió un ala en la tercera planta por no haber disponibilidad de camas.
  4. Asimismo, las consecuencias de incremento de la jornada laboral a 37,5 horas semanales se siguen dejando notar, por ejemplo, en el Hospital de León. Está provocando más bajas laborales en algunas categorías como TCAE o celadores, además de facultativos y enfermería.
  5. Por el cierre de las urgencias pediátricas en Atención Primaria, se ha incrementado notablemente la asistencia urgente a niños en el Hospital de El Bierzo, especialmente en el turno de noche, con la consiguiente sobrecarga que lleva. Recientemente, los tres médicos presentes llegaron a realizar 500 atenciones presenciales entre adultos y niños en una noche.

ATENCIÓN PRIMARIA. Por otra parte, la carga de trabajo en la Atención Primaria es “agotadora e inasumible”, con citas para los ciudadanos que oscilan entre los 5 y los 15 días en los centros de salud de la Comunidad. La falta de médicos y enfermería en Atención Primaria resulta “clamoroso”. Treinta y cinco facultativos hacen falta en Zamora para atender demarcaciones descubiertas. En León y El Bierzo el déficit está en el 20-30%.

Los profesionales están acumulando las consultas de médicos que están vacantes. En muchos casos esas plazas se amortizan o, en casos puntuales, se trasladan al medio urbano por la necesidad de facultativos. En Burgos, hay 56 facultativos sin especialidad homologada trabajando en zonas de difícil cobertura (ultraperiféricas) de una plantilla que entre equipo y Área no llegan a 400. Esta situación se da en otras áreas de salud como Palencia, Zamora o El Bierzo.

Las plazas MIR de facultativos no se cubren en Castilla y León, especialmente en las provincias menores y periféricas, y cuando terminan la residencia se marchan. “La Junta es incapaz de retenerlos. De las 161 plazas MIR de medicina familiar y comunitaria, en torno a 40 quedaron sin cubrir. Las causas de esa marcha hay que buscarlas en las condiciones laborales y retributivas: “Sacyl se encuentra a la cola de retribuciones en el sistema nacional de salud”.

Para 2023, se han convocado 190 plazas MIR para medicina familiar y comunitaria. Son 29 más que el pasado año. “Ahora hay que ver si la Consejería es capaz de cubrirlas”, insiste María Paz Palacín.

Ante este escenario, CSIF solo puede trasladar el total desánimo de todos los profesionales de sanidad, que podemos concluir en lo que denominamos las tres ‘DES’: descontento, desmotivación y desaliento, solo compensado por la buena valoración que hace de nuestro trabajo la sociedad castellano y leonesa. Tristemente, los responsables políticos parece que han tirado la toalla y no contemplan escuchar nuestras propuestas”, señala Enrique Vega.

Hace unos días, el Barómetro sobre la Sanidad, que se ha dado a conocer, señalaba que, a la mayoría de los encuestados, más de un 90%, les preocupa mucho o bastante el estado del sistema de salud español. Para cerca del 80%, el estado de la sanidad influirá en gran medida en el sentido de su voto en las próximas elecciones. El sondeo de Invymark, con una base de 1.200 encuestas apunta que, de cara al voto en unas futuras elecciones, para un 56% se tratará de un tema clave, en bastante medida, a la hora de decidirse; por un 20% que cree que será muy determinante. Así que, con estos datos, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, debería de tomar buena nota, reunirse con CSIF y escuchar cómo es nuestra hoja de ruta “.

Los datos demuestran que sobran los motivos para ejecutar estas y otras movilizaciones que podamos convocar”, ha concluido el responsable del sector del sector de Sanidad de CSIF Castilla y León.

CSIF denuncia que en Zamora se necesitan “35 facultativos para atender demarcaciones...
Comentarios