martes. 27.09.2022

Ucrania: cuatro millones de niños comienzan un año escolar incierto

La directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, se ha reunido con alumnos, padres y maestros marcados por la guerra

Condena a la guerra en Ucrania. Fotografía: Facebook de la Comisión Europea en España
Condena a la guerra en Ucrania. Fotografía: Facebook de la Comisión Europea en España

La guerra en curso en Ucrania ha empañado el comienzo de un nuevo curso para los cuatro millones de niños y niñas en edad escolar de Ucrania, tal y como ha explicado la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, al concluir una visita de tres días por el país.

“El nuevo año escolar debería ser un momento emocionante y prometedor, en el que los niños y niñas vuelvan a las aulas y compartan sus historias del verano con amigos y maestros”, ha dicho Russell. “Sin embargo, el temor es su único estado de ánimo. Regresan a sus escuelas, muchas de ellas dañadas durante la guerra, con historias de destrucción, sin saber si sus maestros y amigos estarán allí para darles la bienvenida. Muchos padres dudan en enviar a sus hijos a la escuela, sin saber si estarán a salvo”.

Miles de escuelas en todo el país han sido dañadas o destruidas, y el gobierno considera que menos del 60 por ciento son seguras y están en condiciones de reabrir. El primer día del año académico en Ucrania, Russell estuvo en una escuela primaria dañada durante las primeras semanas de la guerra y que ahora está rehabilitada. Solo 300 estudiantes pueden asistir a la vez debido a la capacidad limitada del refugio antibombas, tan solo el 14 por ciento de la capacidad total de la escuela antes de la guerra.

UNICEF está trabajando con el gobierno para ayudar a que los niños y las niñas de Ucrania retomen su aprendizaje, ya sea en las aulas cuando estas se consideren lugares seguros o a través de alternativas online o en las propias comunidades cuando no sea posible la presencialidad. Unos 760.000 niños han recibido educación formal o informal desde que comenzó la guerra. Más de 1,7 millones de niños y cuidadores se han beneficiado de las intervenciones de salud mental y apoyo psicosocial apoyadas por UNICEF.

“Las escuelas en Ucrania están desesperadas por obtener recursos para construir refugios antiaéreos en lugar de patios de recreo, mientras se educa a los niños en cómo evitar las municiones sin detonar en lugar de aprender sobre seguridad vial”, ha añadido Russell. “Esta es la cruda realidad para los estudiantes, padres y maestros ucranianos”.

Los esfuerzos para que los niños retomen su aprendizaje incluyen la rehabilitación de escuelas; el suministro de ordenadores portátiles, tabletas y material para los maestros y estudiantes; así como orientación de niños y maestros sobre cómo identificar si se encuentran seguros en estos tiempos de guerra.

“La educación de los niños de Ucrania se ha visto dramáticamente comprometida. Después de más de dos años de pandemia de COVID-19 y seis meses desde la escalada de la guerra, su salud física y mental se encuentra bajo una enorme presión. Hay hacer mucho más para abordar lo que para muchos ha sido una triste realidad”, ha dicho Russell.

Mientras que los niños y niñas en edad escolar en Ucrania afrontan amenazas constantes e inminentes para sus vidas y su bienestar, los niños refugiados enfrentan otros desafíos. Al 31 de julio de 2022, aproximadamente 650.000 niños ucranianos que vivían como refugiados en 12 países de acogida aún no estaban matriculados en los sistemas educativos nacionales. UNICEF ha apoyado a casi la mitad de ellos con educación formal o informal y está trabajando con gobiernos y aliados para asegurarse de que los niños refugiados ucranianos estén matriculados en escuelas o tengan acceso al aprendizaje online.

En toda Ucrania, UNICEF ha llegado a otras 616.000 personas, incluidas las familias más vulnerables, con transferencias humanitarias en efectivo. Los donantes han sido increíblemente generosos, pero con la llegada del invierno, la preocupación es que las necesidades superen los recursos disponibles.

“A menos que haya paz, el invierno traerá nuevos desafíos para los niños y sus familias en Ucrania”, ha explicado Russell. “Sabemos que las temperaturas bajo cero y las fuertes nevadas llegarán en solo unos meses, por lo que UNICEF está trabajando con el gobierno y sus aliados preparando suministros para el invierno que incluyen ropa de abrigo, zapatos, generadores, calefactores y pellets de madera[1]”.

Catherine Russell también se ha reunido con la primera dama Olena Zelenska para elogiar los esfuerzos del pueblo ucraniano -incluyendo maestros, padres y trabajadores sanitarios-, y ha expresado su gratitud por la alianza extendida en el tiempo entre el Gobierno de Ucrania y UNICEF. También hablaron de los medios necesarios para fortalecer aún más la respuesta conjunta a la crisis humanitaria y de la importancia de tener un acceso humanitario seguro en el momento en que se necesita y sin obstáculos para llegar a todos los niños y niñas que requieren ayuda vital de acuerdo con el derecho internacional humanitario.

Ucrania: cuatro millones de niños comienzan un año escolar incierto
Comentarios