sábado 4/12/21

Las mejoras al ingreso mínimo incluirán un complemento de ayuda a la infancia

El complemento será de entre 50 y 100 euros al mes por cada menor para hogares perceptores del IMV y otros hogares de rentas bajas, pero no en pobreza extrema 
niños fresa
niños fresa
Los ministros de Derechos Sociales, Ione Belarra, y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han anunciado este lunes algunas mejoras en la prestación del Ingreso Mínimo Vital, que se desplegarán una vez sea ratificado el Proyecto de Ley en sede parlamentaria. 

Escrivá ha subrayado que el “Ingreso Mínimo Vital es una prestación viva y las evaluaciones que hemos realizado nos han dado pautas sobre cómo podríamos mejorarlo”. En este sentido, “ya hemos realizado algunos cambios que han resultado cruciales” y ha resaltado que “hoy podemos anunciar otros avances gracias al trabajo conjunto de los equipos de los dos ministerios”. 

Durante la presentación, el ministro Escrivá ha destacado la importancia de la puesta en marcha del complemento de ayuda para la infancia en el marco del Ingreso Mínimo Vital, que “reforzará el Ingreso Mínimo Vital como la mejor herramienta para luchar contra la pobreza infantil y mejorar la situación de los menores en hogares vulnerables”.  Escrivá ha explicado que “el Ingreso Mínimo Vital ha tenido desde su diseño una especial cobertura a la infancia, lo que se puede apreciar en datos como que ya son 320.000 los menores beneficiarios de la prestación y que hay prácticamente 200.000 hogares con niños perceptores del IMV”. Además, ha resaltado que existe una cuantía adicional específica para hogares monoparentales. 

El complemento de ayuda para la infancia que se pondrá en marcha en el marco del Ingreso Mínimo Vital llegará a los beneficiarios de la prestación con menores a cargo, pero también a otras familias de rentas bajas, ya que se elevarán los umbrales de renta garantizada y patrimonio establecidos para cada tipología de hogar. Tener hijos o menores a cargo es un importante factor de riesgo de pobreza y/o exclusión, independientemente del tipo de hogar. 

El ingreso mínimo vital

En concreto, este complemento del Ingreso Mínimo Vital lo recibirán los hogares que cumplan dos requisitos: aquellos que no superen el 300% de la renta garantizada del IMV para su tipo de hogar (por ejemplo, para un hogar con dos adultos y dos menores, la cantidad en 2022 sería de 2.757 euros mensuales) y que no superen el 150% del umbral de patrimonio correspondiente a su tipo de hogar. Es decir, lo cobrarán los actuales perceptores del IMV con menores a su cargo y otros hogares de rentas bajas, pero no en pobreza extrema. 

Escrivá ha indicado que el complemento de ayuda a la infancia será de 100 euros por hogar al mes en el caso de niños de 0 a 3 años; de 70 euros al mes por cada niño entre 3 y 6 años y de 50 euros al mes por cada menor de entre 6 y 18 años.

Ampliar la protección a otros colectivos vulnerables

Además de reforzar el Ingreso Mínimo Vital en la lucha contra la pobreza infantil, “también vamos a proponer mejoras para ampliar la cobertura de la prestación a otros colectivos especialmente vulnerables”, ha resaltado el ministro de Inclusión.

En este sentido, Escrivá ha anunciado que “podrán solicitar el Ingreso Mínimo Vital los jóvenes extutelados”, personas que han estado bajo la tutela de las entidades públicas de protección de menores. El IMV se convierte así en una red de protección básica para estos jóvenes de 18 años que salen del sistema de protección.

Los ministros de Derechos Sociales e Inclusión han anunciado otras mejoras en la prestación dirigidas a facilitar las condiciones de acceso al Ingreso Mínimo Vital, como la reducción del plazo de antigüedad de la unidad de convivencia de 12 a 6 meses para acceder a la prestación y de 3 a 2 años de la acreditación de vida independiente en los casos de menores de 30 años. Además, se va a convertir en permanente la posibilidad de solicitar el IMV por los ingresos del año en curso y se elevarán los umbrales de renta y patrimonio para estos casos, con el fin de que el IMV sea más sensible a las situaciones de pobreza sobrevenida.

Además, entre las propuestas están la igualación de las condiciones de las familias monoparentales con cuatro o más hijos o menores a cargo, la compensación del sobrecoste que tienen las personas con discapacidad (superior al 65%), con un complemento del 22% para la unidad de convivencia y, finalmente, se exceptuará del cómputo de rentas las prestaciones que reciben las personas por dependencia, la pensión de alimentos o las prestaciones o subsidios por desempleo.

Finalmente, Escrivá ha anunciado que “el Ingreso Mínimo Vital, gracias a su gran potencial redistributivo, debe convertirse en la piedra angular de las prestaciones no contributivas en España”. Por ello, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, “realizaremos un estudio para la convergencia de los subsidios por desempleo con el IMV”, que supone el inicio de una arquitectura de las prestaciones no contributivas más sólida y eficaz. 

Las mejoras al ingreso mínimo incluirán un complemento de ayuda a la infancia
Comentarios