martes. 31.01.2023

Después de dos años condicionados por la pandemia de la COVID-19, esta Semana Santa está siendo aprovechada por muchos para viajar -la DGT prevé 14 millones de desplazamientos en las carreteras de nuestro país-, y eso implica pasar por la gasolinera a repostar si vamos a desplazarnos con nuestro vehículo.

Y este año, llenar el depósito será hasta un 38% más caro, ya que los precios de los carburantes registran los precios más altos de la historia en una Semana Santa, pese a la bonificación 20 céntimos por litro -del que el Estado asume 15 céntimos y las grandes petroleras un mínimo de 5 céntimos-que entró en vigor el pasado 1 de abril para todos los consumidores.

Los descuentos en los carburantes han ayudado al descenso de los precios -en torno a un 11%-, pero no han evitado que repostar siga siendo más caro que hace un año.

Así, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta ahora en torno a 88,71 euros, unos 16 euros más que en la Semana Santa del año pasado. En el caso del diésel, asciende a unos 90,5 euros el llenado de un depósito de 55 litros, unos 25 euros más que en la Semana Santa de 2021.

Artículo completo en SalamancaAldia

La Semana Santa más cara de la historia para los conductores españoles, a pesar de los...
Comentarios