viernes. 24.05.2024
Balonmano Zamora-Atlético Novás_12
Balonmano Zamora. Imagen de archivo

Los guerreros de Viriato demostraron que su espíritu indomable trasciende las circunstancias. A pesar de enfrentarse a un partido con tintes de despedida, el club Balonmano Zamora no claudicó ante la adversidad, sellando una victoria que resonará en la memoria de los aficionados por mucho tiempo.

Desde el primer pitido, se vislumbró la determinación del equipo zamorano. Con una primera parte intensa y repleta de acción, los de Diego Soto plantaron cara a un rival que buscaba la sorpresa. Sin embargo, la garra y el compromiso de los 'pistachos' se impusieron, reflejándose en el marcador con un prometedor 12-15 a su favor al término de los primeros treinta minutos.

La segunda mitad del encuentro fue un torbellino de emociones. Con Alcobendas decidido a recortar diferencias y los guerreros de Viriato aferrándose a su honor, el enfrentamiento alcanzó su punto álgido. A pesar de la presión, el equipo madrileño no logró doblegar la determinación de los zamoranos, que se mantuvieron firmes hasta el último segundo.

El resultado final, un 29-32 a favor de los zamoranos, refleja la valentía y el compromiso de un equipo que, aun descendido, sigue luchando con el corazón en la mano. Esta segunda victoria de la temporada no solo reconforta a los jugadores y cuerpo técnico, sino que también alimenta el orgullo de una afición entregada y apasionada.

En medio de una temporada marcada por los desafíos y las dificultades, el Balonmano Zamora ha demostrado que el verdadero triunfo reside en la capacidad de levantarse una y otra vez, de enfrentar los retos con coraje y determinación. Esta tarde, en el Pabellón de Los Sueños, los 'pistachos' escribieron un nuevo capítulo en su historia, un capítulo de honor, gloria y resiliencia que inspira a seguir luchando por los colores que llevan en el corazón.

El orgullo 'pistacho' resplandece en el pabellón de los Sueños