sábado 16/10/21

La RIS3 2021-2027 movilizará 14.532 millones para mejorar la competitividad de Castilla y León

El acuerdo permitirá a la comunidad ser un territorio con calidad de vida, neutro en carbono y con fabricación inteligente y ciberseguridad
Uno de los paisajes que conforman la Vía Verde en Barcial
Uno de los paisajes que conforman la Vía Verde en Barcial

El Consejo de Gobierno ha aprobado la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una especialización inteligente (RIS3) de Castilla y León 2021-2027, que da el relevo a la elaborada para el periodo 2014-2020, estableciéndose como el instrumento de planificación de la Junta que marca los objetivos y prioridades de la política de ciencia y tecnología de la Comunidad, incluyendo actuaciones del ámbito de la investigación, desarrollo tecnológico e innovación (I+D+I) y de la Agenda Digital de Castilla y León.

Así, la RIS3 de Castilla y León 2021-2027 se concibe como un instrumento para incrementar la competitividad de las actividades en las que Castilla y León está especializada, apostando no sólo por su transición digital y ecológica, sino aprovechando como nichos de oportunidad la digitalización, la descarbonización y la sostenibilidad exigida a nivel europeo y mundial, sin perder el sello de identidad de Castilla y León.

El nuevo documento comparte muchos elementos clave con la estrategia del periodo anterior como la integración de las políticas de I+D+I y de Sociedad de la Información; la apuesta por el desarrollo basado en el conocimiento, estimulando la inversión privada; o la elaboración en base a un proceso participativo para construir una visión compartida entre empresas, ciudadanos, universidades, centros de investigación y Administración.

Sin embargo, la RIS3 2021-2027 representa un nuevo planteamiento respecto a la estrategia anterior, con un mayor énfasis en objetivos y prioridades que pretenden alinear esfuerzos de todos los sectores de una forma más transversal a través de tres grandes vectores de transformación: ‘Castilla y León, territorio con calidad de vida’; ‘Castilla y León, neutra en carbono y plenamente circular’; y ‘Castilla y León, una apuesta por la fabricación inteligente y la ciberseguridad’.

Asimismo, entre los objetivos se encuentra mejorar y fortalecer el ecosistema de I+I, avanzar en la digitalización de la economía y sociedad y reforzar la gobernanza participativa para la especialización.

Comentarios