jueves 2/12/21
Fernando Pablos.
Fernando Pablos.

El portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Fernando Pablos, lamentó hoy tras oír a la consejera Lucas desgranar los Presupuestos para 2022 que “la Escuela Pública vuelve a ser la gran perdedora”.

En su intervención, el portavoz socialista recordó que el 40% del incremento que experimenta el presupuesto de la Consejería se produce gracias a los Fondos Europeos de Reconstrucción, “conseguidos por el Gobierno de España y que Pablo Casado intentó boicotear”.

Unos fondos europeos, recordó, que solo en el año 2022 y en la Consejería de Educación tienen una consignación de más de 55 millones de euros, destinados principalmente a digitalización y Educación Infantil.

Criticó que, mientras en el Pacto por la Reconstrucción figuraba la necesidad de establecer ayudas directas a familias en situación vulnerable para el acceso a ordenadores y conexión a internet por importe de tres millones de euros, en la convocatoria del curso pasado solo figuraron 150.000 euros y que en las cuentas de 2022 se destinan 300.000 euros, lo que significa el 10% de la cantidad comprometida en junio de 2020. “Así no es posible superar la brecha digital”, lamentó.

También recordó que la medida del Pacto que obligaba a establecer una convocatoria extraordinaria de becas en Bachillerato, Formación Profesional y Universidad durante el curso 2020-2021, para seguir garantizando que Castilla y León continúe por encima de la media de las comunidades autónomas, con una cuantía de ocho millones de euros “ya está incumplida”. Y, “lo que es más grave”, las cantidades destinadas a becas de estudios postobligatorios se congelan en 2022 con 6,1 millones de euros. “Una congelación que afecta también a la partida para financiar ayudas a la compra de libros de texto, que tiene una consignación de 16 millones de euros, exactamente la misma que el curso anterior”.

“Con este presupuesto van a incumplir el acuerdo plenario del pasado 20 de octubre que textualmente les insta a ‘promover la garantía por ley de la gratuidad universal de los libros de texto y el material curricular necesario en las etapas obligatorias y planificar su extensión al resto de las enseñanzas’.

La Junta también incumple, dijo, el apartado número 54 del acuerdo de gobierno de PP y Ciudadanos, que “no sabemos si todavía está en vigor”, y que establece la gratuidad de libros de texto y material curricular para familias que lo necesiten.

También recordó que la medida nº 69 del Pacto acuerda ‘implantar Centros Integrados de Formación Profesional en poblaciones rurales de tamaño medio, garantizando al alumnado el desarrollo de la formación práctica en centros de trabajo situados en un entorno próximo al centro o a su lugar de residencia’. Recordó que en la comparecencia de Lucas en septiembre se informó que estaban estudiando la creación de centros integrados de FP en Arenas de San Pedro, Benavente y Guardo. “Nos parece bien, aunque consideramos que son necesarios algunos más, pero no hemos visto ninguna partida para este fin”, sostuvo Pablos.

Por otra parte, en el apartado de inversiones, “estos presupuestos son una muestra de su ineficacia en la gestión, cuando no de los engaños”, sostuvo Pablos, quien lamentó que “la Escuela Pública vuelve a ser la gran perdedora de estas cuentas”.

Mención especial merece la inversión pendiente en Villaquilambre (León), que fue “la moneda de cambio del señor Mañueco para evitar que el PSOE, partido que ganó las elecciones, gobernara en esta localidad”. Recordó que existe un acuerdo unánime de la corporación municipal para que se construya un IES (con estudios de Bachillerato y FP). Sin embargo, “su presupuesto habla de un ‘centro de secundaria’. Por eso se preguntó si la Junta ha renunciado a construir un Instituto de Educación Secundaria con Bachillerato y FP en Villaquilambre durante esta legislatura.

Por otro lado, Pablos subrayó que en octubre de 2019 el Pleno de las Cortes de CyL acordó por unanimidad que la Junta de Castilla y León empezase a financiar los gastos corrientes del Centro de Investigación del Cáncer a partir de 2020. Y que la cantidad mínima acordada para este centro en 2020 era de 250.000 € que debería irse incrementando hasta un millón de euros en 2023. “En 2020, sin embargo, no destinaron nada a este fin, en 2021 solo 70.000 € y en 2022 parece haber 160.000 €. Una cantidad muy alejada del acuerdo plenario y las necesidades del centro”, argumentó Pablos. 

Asimismo, Pablos señaló que se reducen un 1,7 % las transferencias corrientes a las Universidades Públicas de la Comunidad Autónoma y disminuyen un 21% las transferencias de capital para inversiones en Universidades Públicas. “Es imposible apoyar nuestra Educación Superior recortando sus presupuestos”, lamentó.

“Es imposible”, también, “apoyar a nuestros investigadores destinando menos recursos en 2022 que en 2021: la reducción de más del 40% en Proyectos de Investigación (casi 6,5 millones de euros de recorte) y de más del 25% para la contratación de técnicos de apoyo a la investigación”.

Por otra parte, indicó que el presupuesto para el personal funcionario de centros públicos se incrementa un 6%, pero en el caso de los centros concertados el aumento es de un 15,32 % en los centros de Educación Infantil y Primaria y un 14,73 % en los de Educación Secundaria y FP. “Su presupuesto aumenta 2,5 veces más para el profesorado de centros privados concertados que para los docentes de centros públicos”, señaló Pablos.

En el caso de los gastos de funcionamiento, indicó que para los centros públicos se reducen un 1,8%, con una bajada muy preocupante del 22,4 % en centros de Educación Secundaria. Mientras en los centros privados concertados no hay ningún recorte e incrementan su presupuesto un 1%.

El PSOE lamenta que en los Presupuestos de la Junta “la Escuela Pública vuelve a ser la...
Comentarios