jueves. 13.06.2024
Candidatura IU Benavente. Imagen de archivo
Candidatura IU Benavente. Imagen de archivo

Izquierda Unida-Benavente manifiesta el deber que tenemos de cuidar nuestro sector agrícola porque es un sector estratégico para el país.

Y  hacen extensiva su defensa  a los productores nacionales, a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos, que son fundamentales para la producción de cercanía y para un elemento de futuro imprescindible: la soberanía alimentaria de nuestro país.

Por esto, desde IU muestra su respaldo a las próximas movilizaciones convocadas por los sindicatos agrarios por la situación del campo y el encarecimiento de los precios del conjunto del sector productivo que ellos también sufren.

Desde  Izquierda Unida  entendemos este apoyo como una  cuestión de solidaridad y de clase, no una cuestión únicamente de grandes o pequeños propietarios; por lo tanto, tenemos que defender el campo y a las personas que trabajan en él, en España y en el conjunto de la Unión Europea, puesto que este no es solo un problema nacional, sino también europeo.

Sobre las movilizaciones agrarias, para IU-Benavente, hay varias razones para la indignación:

1-La agroindustria se está haciendo con el sector a costa de los pequeños y medianos productores.

2- Los tratados de libre comercio arruinan a la agricultura profesional y merman nuestra soberanía alimentaria

3- El futuro pasa por frenar la uberización (la concentración de tierras en manos de los fondos de inversión) y el consiguiente relevo generacional

4- Sin prácticas sostenibles no hay preservación de las condiciones medioambientales que hacen posible la actividad agroganadera.

5- Y no olvidar que, por las siguientes razones, la ultraderecha quiere engañar: a) No defiende al sector, defiende la agroindustria b) Fomenta el modelo extractivista que atrae fondos de inversión y expulsa agricultores c) Demoniza a la Agenda 2030 para no señalar el verdadero problema  y d) Vota en Unión Europea  lo contrario que pregona.

Como ejemplos, la compra libre de aranceles al grano ucraniano o la importación de productos de África Oriental y Meridional sin que estos cumplan los mismos requisitos fitosanitarios, lo que hunde los precios de los productos locales y les obliga a vender por debajo de los costes de producción.

IU-Benavente apoya las reivindicaciones en defensa del sector agrario