lunes. 05.12.2022

El homenaje al cortineo en Sayago: una construcción histórica condenada a desaparecer

El paisaje plagado de construcciones en piedra seca están abocadas a perecer ante el fenómeno de las concentraciones parcelarias, un fenómeno sobre el que reflexiona el sayagués Sergio Aguilar

Salce es uno de los municipios que conserva un mayor número de cortinas y cortinos con esta técnica que quedó fuera del reconocimiento de la UNESCO en 2018

Cortineo en Sayago. Fotografía: JBG
Cortineo en Sayago. Fotografía: JBG

"Para muchos son solo piedras, ¡trastos! Para otros son legado, historia, paisaje, arte...". Es el sentido homenaje que el médico y profesor, pero ante todo sayagués Sergio Aguilar ha hecho al cortineo en la comarca, unas construcciones históricas que abundan por nuestra provincia y que en Sayago poseen características propias pere que, tristemente, están abocadas a desaparecer en su gran mayoría por el fenómeno de la concentración parcelaria. 

Como también desaparecen los profesionales de esta técnica de mampostería en seco. "Cada vez quedan menos personas que conozcan los secretos del cortineo sayagués que ha caracterizado durante siglos a toda esta comarca y que muchos etnógrafos datan desde el Neolítico". Estas paredes de piedra se extienden por miles de kilómetros de longitud, unas dimensiones que ya se están viendo acortadas y su paisaje modificado por vallas y alambradas. 

"Su ritmo de destrucción es vertiginoso y pronto desaparecerán. Sólo la opinión pública y el apoyo oficial de las instituciones podrían frenar un atentado etnográfico de estas dimensiones. Para muchos municipios ya es demasiado tarde".

El fenómeno de la mampostería en seco fue reconocido en el año 2018 como Patrimonio Cultural Inmaterial, un nombramiento que alcanzó a Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cataluña, Extremadura, Galicia y Valencia, pero que dejó en el olvido a Castilla y León por pura dejadez de la propia institución regional. Una condena atroz que muchos no olvidan y que, a buen seguro, se formará como un sentimiento in crescendo que llegará a su punto álgido cuando las cortinas y cortinos brillen por su ausencia en la tierra del granito por excelencia. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sergio Aguilar (@buenajera)

El patrimonio rural ha quedado condenado desde entonces y ahora más que nunca es preciso no sólo apreciarlo y valorarlo, también protegerlo. En este sentido se queja amargamente el sayagués al considerar que "a los políticos el paisaje les importa poco, porque lo rural ya no pesa en el censo electoral. Tampoco importa a los ecologistas mainstream, más afanados en asuntos universales que en estos asuntillos de cercanía... El cortineo es ECOLOGIA con mayúsculas: estas piedras protegen, alojan, ocultan, refugian, integran y enriquecen la fauna y la flora de la zona... además de tener potencial de sobra para atraer visitantes y ayudar a fijar población".

Continúa Aguilar al señalar que "¡no se mantienen solas! Habría que conseguir que fueran valoradas y que el Estado, que dice estar sensibilizado con la España Vaciada se mojara (no sólo con palabras)".

Un tesoro ancestral que aún hoy presenta características diferentes según la zona de Sayago que se visite y que se encuentra aún especialmente conservada en municipios como Salce.  "Personalmente creo que se puede progresar sin arrasar: con concentraciones perimetradas en cortineo... Ahí lo dejo. Decía el periodista Fernando Sánchez Alonso que Sayago , sin las cortinas, será simplemente una dehesa. ¿Estamos a tiempo de evitarlo? Ojalá este mensaje llegara lejos. Cuanta más gente las conozca, mejor".

Cortineo en Sayago. Fotografía: JBG
Cortineo en Sayago. Fotografía: JBG

El homenaje al cortineo en Sayago: una construcción histórica condenada a desaparecer
Comentarios