jueves. 09.02.2023

El contador de Monumenta se convirtió en un símbolo de la precaria situación de la sanidad en el mundo rural cuando el "reloj" marcaba los 500 días con el consultorio cerrado. Hoy, 402 días después, ese mismo contador sigue subiendo sin que los pueblos hayan visto mejoras en ninguno de los centros médicos de la provincia, aunque si ha habido una novedad: la falta de facultativos ha obligado a cerrar en pleno verano los consultorios de Sanabria y centralizar la atención médica en Puebla.

Fue en agosto de 2021 cuando las cámaras de las televisiones nacionales captaron la imagen de ese contador como símbolo de la falta de profesionales sanitarios en la llamada España Vaciada.

La instalación de este sistema manual que, día a día, los vecinos del pueblo se encargan de actualizar, "rotula" ya 902 días, sin que el local abra sus puertas.

La pandemia impuso el cierre de los consultorios de todo el país, pero dos años y medio después la situación sanitaria no ha mejorado. La realidad se ha impuesto y ha evidenciado la falta de médicos en las zonas más despobladas, un "abandono" que ha puesto en pie de guerra a los habitantes de la comarca de Sayago en Bermillo y a los de Tábara, que mantienen sus concentraciones en defensa de la sanidad todos los sábados, pero también en Pozoantiguo o Litos, que han convocado manifestaciones para que no se olvide que ellos, como ciudadanos de pleno derecho, no tienen médico.

Y mientras la provincia se vacíe, el contador de Monumenta seguirá corriendo.

Los 900 días sin médico en Monumenta, el símbolo de la España Vaciada cada vez más vacía
Comentarios