martes 13/4/21

El criterio de desescalada del tipo Ocaso al Margarita, ahora la nueva estrategia de la Jcyl

Ya no cae de sorpresa que hasta los mismos médicos y los profesionales de la epidemiología además de mandos y personas de relevancia de los mismos partidos que co-gobiernan en CyL se den contra las paredes al no entender los criterios que llevan a la Junta de Castilla y León a este nuevo verdadero lío y a que hagan coincidir a todos en la misma afirmación, "ni ellos mismos saben lo que hacen"

Partiendo de la base de una más que clara responsabilidad aceptada en cuanto a las restricciones y estados de alarma y toques de queda, por al menos el 98% de los Castellanos y Leoneses, la película de la Junta de Castilla y León lleva a un verdadero "kilombo" como diría un argentino, o un galimatías o a simplemente un lio y un trastorno increible de los responsables sanitarios de esta comunidad, que en consonancia con los del los de país nos vuelven a revolver la perdiz hasta volverla loca.

Criterios de desescalada de la Junta de Castilla y León:

Desde el criterio del ocaso, o el del semáforo, o el de la toma de referencias semanal, o el quincenal, o el de las las Zonas Básicas de Salud o de las provinciales, ahora llega de manos del señor Igea, el del 35 % en las UCI, que la semana pasada era del 25%. Pero el del 35% en toda la Comunidad, algo que sigue sin ser ni entendible ni siquiera razonable, porque claro está que Soria con un 80% de ocupación en UCI no va a tener ese 35% ni por asomo en una semana al no ser que el señor Igea monte un hospital UCI de campaña añadido de 40 camas en la lejana Soria.

Cuando el río suena agua lleva y en este caso viene crecido ya de meses atrás, cuando no hay un criterio fijo y todo se revuelve quizá tenemos que pensar que no se está actuando con diligencia, puesto que así en esta tesitura, se siguen viendo los plumeros a los que se encargan de la Sanidad de la Junta de Castilla y León y los plumeros siguen llenos de polvo y ego. Es triste es que dos médicos como el señor Igea y la señora Casado no estén recetando tratamientos o cuidando a enfermos con la falta que nos hacen los médicos en la Zamora vaciada, o en la CyL desahuciada por la negligencia. Claro está que en gestión van a conseguir un suspenso con carácter de muy deficiente en esta crisis que les viene grande no, lo siguiente.

Ellos serán los responsables de haber hablado en su momento de esto que llamamos el criterio "ocaso o margarita". Y véase que de un criterio basado en Zonas básicas de Salud, anteriormente provincial, posteriormente y de nuevo provincial, se mantuvo meses a la Comunidad al menos en las dos primeras fases o fue en la primera, con tanto criterio es de perderse.

Posteriormente con esos cuadros informativos similares a un semáforo que se han utilizado poco o nada, se hizo que CyL se colocara en una ALERTA 4 con medidas excepcionalísimas llamadas después medidas-plus.

Este semáforo se apaga y se enciende al antojo de un equipo de gobierno que capitaneado por el señor Igea, uno de los últimos díscolos de Ciudadanos y por la señora Casado que palmea las decisiones de un equipo de expertos del que difiere todo el personal hacen de su capa un sayo.

Una desescalada progresiva y paulatina es lo acertado pero no el cierre en banda por la pataleta de la co-gobernanza que ya ni convence ni engaña a nadie. Planes de desescalada tomados hoy si, y mañana no, de 14 en 14 días, de semana en semana, de martes a martes ahora de lunes a lunes, y todas las casas por barrer y por organizar, ahora el día 8 esperemos que San Juan de Dios ponga cabeza y se abra la hostelería, los gimnasios y los centros comerciales. Por cierto y como anécdota, saben que no pueden comprar una afeitadora eléctrica en un centro comercial pero si cuchillas manuales, algo demencial, como también que un cine no esté abierto en un centro comercial pero si a pie de calle.

El despiste y sobre todo la poca anticipación ante los problemas que se sabe surgen y se estudian, o al menos para eso están los expertos que cobrarán sus buenos sueldos, es la dinámica y la tónica dominante de una JCYL que no está dando más que palos de ciego ante problemas que son más que claros.

Ávila o Zamora tenían que desescalar por los niveles que se establecieron en la política del semáforo, que ahora desdice el señor Igea y que lleva a menos mal no al ocaso sino a ese 35% de ocupación en UCI.

Los criterios no son claros y el norte está perdido hace meses, si no son capaces de hacer las cosas medianamente en orden, mejor váyanse a poner vacunas que falta nos hacen, los médicos y las vacunas. En política ustedes sobran, no han dado ni media a derechas y a izquierdas tampoco, y ya que siempre fue problema de las personas que viven en la comunidad, recuerden, que ustedes salvaron la Navidad, y dejaron con la co-gobernanza a los castellanos y leoneses en el agujero que nos llevó a una tercera ola que seguimos sufriendo. Y ahora más con unas UCIS que ni ustedes se creen, puesto que por ejemplo en Zamora de 11 plazas que eran las que siempre hubo, subieron luego con la ampliación a 19 o a 20 según su propio criterio, cuando ni equipación ni médicos había para poder atenderlas, siempre a su criterio, o a su "bola" como se dice ahora.

Pocos políticos se han revuelto ante este tipo de injusticias, ¿donde están la Delegada de la JCYL, el Alcalde de Zamora o el Presidente de la Diputación para ponerles la cara colorada a estos que mandan sobre la sanidad y lo hacen mal o requetemal?...

Este es el criterio, el del ocaso del señor Igea que aún nos debe las horas del toque de queda o también con el criterio de la margarita, ahora si me quiere ahora no...nos va a deber muchas explicaciones que se darán en las ¿elecciones?...Si Valladolid o Burgos, o Salamanca hubieran tenido los números y estadísticas de Zamora o de Ávila hubiera sido lo mismo? Piensen en voz alta...acertarán.

 

Comentarios