miércoles. 21.02.2024
Los nueve ediles de la oposición de Toro
Los concejales de la oposición de Toro

El pasado jueves se celebró el Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Toro correspondiente al mes de noviembre, y en él, la oposición al completo en un acto de responsabilidad dejó los asuntos sobre la mesa, las cuatro propuestas que el Equipo de Gobierno llevaba al mismo totalmente sin consensuar con ningún grupo.

NOTA DE PRENSA DE LA OPOSICIÓN 

Tras esto, el alcalde de Toro, Rafael González Franco, en un comunicado a un medio provincial publicado el sábado, arremetía contra los cuatro grupos de la oposición acusándonos de irresponsables y haciéndonos culpables de esta situación dando a entender que los grupos van en contra de los intereses de la ciudad y sus ciudadanos. Y nada más lejos de la realidad, vamos a explicar el porqué de dejar los asuntos del pleno sobre la mesa, figura que no es oponerse a ellos, sino que se debatan cuando lleguen con la suficiente antelación, información y consenso, más cuando no posees de la mayoría suficiente para sacarlos adelante sin el dialogo con todos los miembros de la Corporación.

En dicho pleno se debatía la modificación de dos ordenanzas de ámbito económico y fiscal, que lejos de ser modificaciones técnicas como han trasmitido desde el Equipo de Gobierno, introducían cuestiones meramente políticas como por ejemplo que la competencia de esas aprobaciones pasara del Pleno del Ayuntamiento a la figura del alcalde. Además otra serie de modificaciones en las que obviamente no estábamos de acuerdo.

El siguiente asunto a debate era sobre la modificación del Reglamento de Agua Municipal, que pretendían modificar a pesar del claro informe de la Secretaría Municipal del Ayuntamiento donde avisaba que la conexión de agua a la red debe hacerse solo en suelo urbano. A dicha propuesta no acompañaba ningún informe de los técnicos municipales ni informe de la empresa concesionaria de agua, el cual consideramos preceptivo. Además dicho Reglamento de Agua Municipal está sujeto a un contrato de concesión de servicio y tampoco informe alguno sobre si dicha modificación contravenía las cláusulas de dicho contrato, junto ahora que está a punto de finalizar.

El último punto en quedar sobre la mesa fue la aprobación del Plan Estratégico de Subvenciones 2024-2027, que decían era idéntico al anterior. Pero ni la realidad de la política municipal es la misma ni es el momento de traerlo a debate aún, debido a que dicho documento está sujeto a la aprobación del Presupuesto Municipal para el año 2024, del cual no sabemos nada más que informaciones confusas. Miente conscientemente el señor alcalde cuando dice que esta situación impide que las asociaciones y colectivos de la ciudad reciban subvenciones municipales, ya que este reglamento solo sirve para regular esas aportaciones, siendo el Presupuesto Municipal el documento que las otorga y ejecuta.

Poco dice el señor alcalde de los asuntos de pleno que si fueron aprobados por la mayoría unánime del pleno: la modificación de la ordenanza de ayuda por nacimientos que el concejal de Futuro, Javier Gómez Valdespina elevó al anterior pleno, y que pretendía hacer más accesibles las condiciones para su obtención, y un total de 11 bonificaciones de plusvalía que fueron votadas por unanimidad. También obvia el señor alcalde la moción presentada por la oposición para la lectura y adhesión del Manifiesto por el 25N de la FEMP, que por primera vez en años no fue leída por el Ayuntamiento el 25 de noviembre, teniendo los grupos de la oposición que llevarla a pleno cinco días después.

Tras el Pleno, el alcalde, en una rabieta propia de alguien poco demócrata, arremete contra la oposición y les acusa de manera indecente de actuar en contra del beneficio de la ciudad. Nos vemos obligados a decirle que no y que el único irresponsable en este momento es él y sus tres concejales, que aun habiendo prometido diálogo y consenso, elevan sin él estas propuestas a comisión informativa, y no siendo aprobadas en esta, las elevan de manera temeraria al pleno, con el único objetivo del titular victimista acusando a los demás.

Tampoco dice el señor alcalde que desde su toma de posesión ni una sola vez ha reunido a todos los concejales para tratar asuntos dentro del diálogo y consenso. Al revés, incumple sus promesas y se niega a cumplir acuerdos del pleno adoptados por mayoría. Ahora, en un mes clave para acabar el año y donde el Equipo de Gobierno tiene que hacer un esfuerzo extra por sacar los presupuestos adelante, nos viene con esta pataleta que solamente evidencia sus pocas ganas de trabajar en un momento clave. Omite también de cara a la aprobación del presupuesto que aún no ha contactado con todos los grupos municipales para sacarlos adelante, sino que a los que ha convocado o facilitada información, dicha información es diferente, evidenciándose el total desgobierno en el que se haya el Ayuntamiento de Toro.

Si tan pocas ganas tiene de gobernar la opción que le queda es dimitir y dar paso a personas de su lista con más ganas y más ilusión. Actualmente el Ayuntamiento vive una situación de caos y al Equipo de Gobierno solo le queda ponerse las pilas y cumplir sus promesas, dejar de crear crispación y dejar de hacerse víctima de una situación de la que es el único culpable, y empezar a llegar a acuerdos por el bien de la ciudad de Toro.

Los nueve ediles de la oposición responden al actual equipo de gobierno tras lo...