miércoles. 21.02.2024
Aula instituto. Fotografía de archivo
Aula instituto. Fotografía de archivo

Los escolares españoles de 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) destacan entre los más comprometidos con la igualdad y el medio ambiente, según se desprende del Estudio Internacional sobre Competencia Cívica y Ciudadana (ICCS) 2022, publicado hoy y elaborado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) con los datos de 22 países, 16 de los cuales forman parte de la Unión Europea.

Los estudiantes españoles se sitúan así entre los más favorables a la igualdad entre géneros, con un índice de apoyo (55 puntos) tres puntos por encima de la media de los países del estudio ICCS y la media de la UE (52 puntos) y a tres puntos del mayor índice, que corresponde a Taiwán (58 puntos).

También destaca el compromiso manifestado con el medio ambiente, donde España obtiene el índice más elevado (53 puntos), en primer lugar, junto a Taiwán y Francia. La media tanto del conjunto de los países del estudio ICCS y de la UE es de 50 puntos en este ámbito.

Otro aspecto relevante es la participación con el 81% de los escolares españoles que forman parte de un equipo deportivo (7 puntos más que la media ICCS). El 36% participa en un grupo de voluntariado con acciones dirigidas a ayudar a la localidad, una cifra similar a la media ICCS (35%) y 10 puntos por encima del año 2009.

En términos generales, la puntuación del alumnado español en competencia cívica se sitúa en los 510 puntos, en línea con la media del conjunto de los países analizados y la media UE (508 puntos en ambos casos).

El estudio analiza también las variaciones de resultados en función de varios factores, como el contexto socioeconómico y cultural, el género, o el entorno rural o urbano del centro educativo al que pertenece el alumnado. En todos ellos, España destaca como uno de los países con menores diferencias de rendimiento y, por consiguiente, con mayor equidad en su sistema educativo.

Así, en todos los países, el alumnado procedente de un entorno socioeconómico y cultural (índice ISEC) más favorecido obtiene un mejor rendimiento. De media, en el conjunto de los países analizados, por cada punto de incremento del ISEC se estima que el rendimiento mejora 38 puntos (en el caso de la media UE, el incremento es de 39 puntos). En España, este es de 32 puntos, el quinto menor de los países analizados y tercero de la UE.

Igualmente, se estima que el 13% de la variabilidad en los resultados del alumnado español se puede atribuir al estatus social, económico y cultural. Se trata del cuarto menor porcentaje del estudio, cuando la media ICCS es del 16% y la de la UE del 17%. De nuevo, esto nos indica que España tiene un buen nivel de equidad en el sistema educativo.

En cuanto a las diferencias por género, las alumnas obtienen de media un mejor rendimiento que los alumnos: 26 puntos de diferencia en la media de todos los países ICCS y 27 puntos en la media UE. En España, la diferencia baja a 17 puntos, la segunda menor diferencia estadísticamente significativa entre los países participantes.

Los escolares españoles de 12 y 13 años lideran el compromiso europeo con la igualdad y...