martes 15/6/21

Santiago Belver otro Ángel verde pasa a la reserva tras 30 años de servicio en Toro 

Otro Ángel verde deja el cuerpo tras 30 años de servicio en Toro, un emocionado acto de despedida ha dado este mediodía un sentido especial a la mañana de este martes 25 de mayo, sobre todo en casa del Guardia Civil al que hoy sus compañeros han despedido con honores

 

Un hombre querido en el cuartel y en todo Toro, un guardia que se ha despedido con el afán de servicio de todos los que visten de verde en este país, Santiago se ofrecía a sus compañeros para ayudarles en lo que le necesitaran, palabras de agradecimiento y respeto para todos y de cariño de parte de todos sus compañeros que echarán de menos a Santiago Belver Río, otro ángel de la guarda, otro Guardia Civil de los de bandera y de orgullo de pertenecer al benemérito cuerpo

Se trata del Guardia Civil Santiago Belver Río otro de los ángeles verdes que han dejado 30 años de servicio en Toro y su alfoz.  Hoy era su último día de servicio y ahora su paso a la reserva determina un espacio diferente en su vida.

Esta mañana con el ardid de sus compañeros Santiago no imaginaba que sus últimas horas y su último día de servicio en el cuartel de la Guardia Civil de Toro fuera a ser tan emotivo. 

Sus compañeros han esperado a que llegara la hora de finalizar su turno, y en la puerta ha llegado la sorpresa al ver a todos sus compañeros en formación se unían para despedirle con una arriada de bandera que se llevaba a cabo como señal de respeto y cariño hacia un trabajo que se lleva consigo para siempre y que le ha dado cientos de satisfacciones.

Emocionado como no podía ser de otra forma ha recogido una placa conmemorativa de su último día en activo.

Un hombre querido en el cuartel y en todo Toro, un guardia que se ha despedido con el afán de servicio de todos los que visten de verde en este país, Santiago se ofrecía a sus compañeros para ayudarles en lo que le necesitaran, palabras de agradecimiento y respeto para todos y de cariño de parte de todos sus compañeros que echarán de menos a Santiago Belver Río, otro ángel de la guarda, otro Guardia Civil de los de bandera y de orgullo de pertenecer al benemérito cuerpo.

El agente pasa a la reserva con 56 años, un merecido retiro tras más de tres décadas al servicio de los que honran este país dentro de un cuerpo que ha cumplido 177 años la semana pasada. 

Así fue su última entrada en el cuartel de Toro 

Comentarios