martes 27/7/21

Quesos El Pastor sólo sobrevive un cuarto en Tenerife

Las naranjas, que sólo pudieron contar con seis jugadoras por la baja de Elisa Policari, sucumbieron tras el primer acto y estuvieron negadas desde el triple (no soniguieron anotar ninguno) lo que facilitó la defensa de las tinerfeñas.

Le costó entrar en el partido al Quesos El Pastor pese a que las zamoranas marcaron la primera canasta por parte de Abbie Wolf en un partido que iba frenéticamente de aro a aro. Las zamoranas querían dejar buena imagen, al menos mientras tuvieran gasolina, y pese al primer intento de romper el partido de las tinerfeñas (8-4), el cuadro de Fran García respondía.

Abbie Wolf anotaba dos canastas y daba una asistencia en los primeros compases y la falta de acierto en el triple, con lanzamientos liberados, pesaba mucho en el equipo zamorano que pese a volver a igualar el partido (8-8) recibía un duro parcial de 8-2 que permitía a Tenerife abrir algo más el marcador (16-10). Además, la segunda falta de Vanessa Gidden ponía en peligro a un conjunto ya de por sí con muy pocos efectivos.

No se rindió el cuadro zamorano y antes del descanso del primer periodo le devolvió el parcial al equipo local con anotaciones de Vivians y Gidden que ponían el 17-16 y obligaban a pedir tiempo muerto al técnico local. Sobrevivieron las zamoranas hasta el final del primer cuarto (21-21) y dejaron buenas sensaciones en ese primer cuarto.

Las naranjas consiguieron ponerse por delante en el inicio del segundo periodo, mandando en el marcador con una Vivians que se iba ya hasta los nueve puntos pero entonces se le acabó la energía a las zamoranas que fallaron los siguientes tres ataques sin ni siquiera tirar a canasta y Ciudad de la Laguna lo penalizó con canastas (30-25) que fueron la antesala de lo que se vería en el resto del segundo periodo. 

Quesos El Pastor aguantó en partido hasta el 35-29 con el que se llegó al ecuador del segundo periodo y ahí encajaron un parcial de 6-0 (41-29) que acabó por romper un partido que se fue a vestuarios 50-33 después de que viviera una diferencia máxima de 19 puntos.

Intentaron coger fuerzas las jugadoras de Fran García en el descanso y dieron la cara durante los primeros compases del tercer periodo pero Clarinos estaba en estado de gracia y las zamoranas tenían que acercarse a canasta para sumar porque seguían negadas desde el triple, algo que aprovechó el cuadro local para superar la barrera de los 20 puntos de diferencia y seguir percutiendo el aro zamorano (70-46).

En el último periodo se dejaron ya llevar ambos equipos, con todo el pescado vendido y ni el Zamarat tuvo fuerzas para maquillar el restultado ni las locales quisieron hacer más sangre de un equipo que no está descendido matemáticamente pero que lleva varias semanas ya en Liga Femenina 2.

Comentarios