domingo 24/10/21

Gestores Administrativos de España, los que podrían ser los mejores ministros de un país en decadencia política

No arriendo la ganancia a ningún político para empezar, y de aquí esta reflexión sobre lo que los Gestores Administrativos de España sufren en momentos como los que hasta ahora se viven y se han vivido, y claro está como esto no cambie se seguirán viviendo
gestores
gestores

 Un momento nacional en el que el lugar de la burocracia sigue creciendo a pasos de gigante en un estado en el que el papeleo sume al contribuyente y las pymes y autónomos, en la más auténtica de las miserias, ya que por mucha oficina única y ayudas o apoyos que se presten, o existen estos profesionales, o España tiene un serio y grave problema.

Ellos deberían ser nuestros ministros, eliminar a la clase política y dejar que estos profesionales cuidadores de caudales, de secretos, de razones más que claras para invertir o para no hacerlo, de gestiones y decisiones cruciales no tuvieran más que ejecutar los deseos de sus clientes, en este caso los españoles que cotizamos y que pagamos fielmente nuestros impuestos y contribuimos al estado llamado del bienestar, que para nada nos dan los políticos.

Los GA´s saben como buscar y navegar entre burócratas y administraciones, entre ministerios y jurisprudencia, entre los que solo hacen que complicar las vidas de los que cotizan a la Seguridad Social, los que mantienen este país con sus creaciones de puestos de trabajo, con esas oportunidades y puestos que sacan adelante los pequeños empresarios y autónomos que son la mayoría del tejido productivo y empresarial de esta gran nación llamada España.

Mi compañera en este fin de semana de presentaciones en la fiesta del Patrón de los Gestores Administrativos de España, Beatriz Jarrín hacía su alegato y oda final hacia la profesión de los GA´s comentando la grandeza de estos profesionales que han dado el callo en la pandemia como nadie y no han parado, como si hicieron decenas de sectores incluidos los ministerios y los funcionarios, todo su argumento lo comparto y yo suscribo sus palabras al ciento diez por cien. "España es un gran país y somos todos juntos los que hacemos que esta nación sea el mejor país del mundo". No es populismo, lo somos, somos los primeros en solidaridad y en trasplantes, ya solo con eso tendríamos que tener la conciencia tranquila y presumir de quienes somos.

Este fin de semana los Gestores Administrativos de España han celebrado su fiesta del patrón San Cayetano de Tienhe, un hombre que luchó por las personas indefensas y que tenía como lema: que el pueblo que reclama "pan y trabajo": el pan que alimenta y el trabajo que dignifica; siga adelante, porque pan sin trabajo es limosna, y trabajo sin pan es injusticia.

Y las ha habido en esta pandemia muchas y grandes, pero estos profesionales han dignificado su cometido, el que el santo puso como condición para que los que hoy son GA´s lo sean y practiquen sus enseñanzas.

El presidente de los GA´s de España Fernando Jesús Ollero, acertaba también con sus palabras directas y concisas al defender el papel de sus compañeros,  al tener claro y ser de ley que sin estos profesionales no habría habido lugar al inicio de una recuperación que parece iniciarse ahora. 

Las tramitaciones de los millones de expedientes durante la pandemia fueron también millones de esfuerzos y horas de trabajo de estos profesionales de la gestión administrativa que desde sus despachos y domicilios hicieron que todo rodara y continuara. Profesionales que luchan a diario con las torres de documentación necesaria para que todo salga adelante en el "mare magnum" de la política y de la burocracia de tanta oficina única que es en casi todos los casos una falacia.

Trámites como los que explicamos en sus funciones (artículo al margen) , dan vida a los que nacen en los registros y también certifican defunciones y llevan a cabo herencias en las finalizaciones de las vidas de sus clientes. Una profesión digna con un gran coach o entrenador que es su presidente, que advertía a todos los nuevos GA´s en la jura de sus cargos que no era ni mucho menos fácil su cometido y su función. 

En este fin de semana han dado una lección de entereza a la sociedad, vaya por delante mi enhorabuena, y la de miles de personas que sabemos agradecer lo que hacen por nosotros.

Comentarios