domingo 19/9/21

Un mural de ganchillo para el día de San José

Las Águedas de San José Obrero se han propuesto como objetivo engalanar la parroquia de su barrio con el primer mural hecho a base de lana

Encuentro de las Águedas de San José Obrero para tejer los grannys. Fotografía: CEDIDA
Encuentro de las Águedas de San José Obrero para tejer los grannys. Fotografía: CEDIDA

Videmala les dio la idea. El poder del croché ya había unido a las Águedas de San José Obrero, dedicadas por entero a la tarea de elaborar grannys para cubrir la pared del Centro Cultural del municipio alistano. La respuesta fue tal que los cuadraditos superaban con crecer la superficie del edificio, por lo que los guímaros optaron por trasladar el mural al frontal de la iglesia de San Julián.

Entonces se recogieron más de 800 grannys en una cita que fue todo un éxito y que superó con creces las expectativas iniciales, casi como una llamada a la participación vecinal. Ahora, las Águedas de San José Obrero pretenden trasladar esta idea dando forma al que será el primer mural de gachillo en la capital. “Nos pusimos en contacto con Pablo Novo, el concejal de Barrios del Ayuntamiento. Él es de San José Obrero y le gustó la idea. Si todos los murales que hay hasta el momento son pitados, ¿por qué no hacer uno de ganchillo?” Dicho y hecho, si bien las Águedas no han esperado a la confirmación oficial y ya llevan desde la segunda semana de julio dando forma al futuro mural. Por el momento, ya disponen de un centenar de ovillos de lana para ponerse manos a la obra cedidos por el barrio.

“El cura está encantado”, declara Pilar Esteban, la presidenta de la agrupación de mujeres. Aunque en principio no hay una fecha concreta -Pilar lo condiciona a la cantidad de grannys que les vayan llegando- la idea del párroco es poder estrenar el mural para la festividad de San José, esto es, para el próximo 19 de marzo. El reto no es menor teniendo en cuenta las dimensiones de la fachada de la parroquia, objetivo al que pretenden llegar las Águedas y para lo que cuentan con la inestimable ayuda de particulares, y otras agrupaciones culturales como la de Los Bloques y sus ya compañeros de Videmala.

Encuentro

Para contribuir a la causa, Zamora dispone de varios puntos de recogida -El Redondel, las tiendas de Letizia y el supermercado de MinYMas ubicado en el barrio-. Por el momento, la labor de difusión, si bien acaba de arrancar, no puede ser más prometedores: 300 cuadraditos se suman a los más de 700 elaborados por las Águedas de San José que se reúnen semanalmente en un lugar público para avanzar en una labor que les permite departir al tiempo que atraen las miradas de los más curiosos, una opción para dar a conocer la iniciativa.

“Inicialmente nos reuníamos en el parque de Valorio, pero ahora nos vamos moviendo. Hemos estado quedando en nuestros domicilios y nos iremos también a la plaza de San José Obrero”, ha señalado Esteban que asegura que el interés es creciente. “El otro día subiendo la cuesta del Bolón había una señora a la puerta haciendo ganchillo -a la vieja usanza- y me contestó: “Para tu mural””.

Encuentro

A ello se añadirá la cartelería que ya se está preparando para que el proyecto torne finalmente en un mural a la altura de las expectativas.

Para sumarse a esta iniciativa únicamente se requiere elaborar cuadraditos de lana de un tamaño de 15x15 cm independientemente del color y del estilo de punto que se emplee.

Cartel mural ganchillo

Comentarios