jueves 9/12/21
Visita en Cork

Finiquitada mi cuarta semana en tierras irlandesas, he podido realizar mi primer viaje un poco más largo. Y es que, junto con otras 3 au pairs (una italiana, una checa y una finlandesa), he ido a Cork (a casi 2h en bus de donde vivo) y hemos pasado allí la noche del sábado. Nos hospedamos en el Brú Bar & Hostel, un sitio muy agradable y con un personal encantador.

 

Cork me ha parecido una ciudad que está bien, pero que tampoco es una maravilla. Sin duda encuentro mucho más bonitos otros lugares de Irlanda como Dublín y Killarney. Cork es demasiado industrial y no parece tener nada en particular que destaque demasiado, pero no cabe duda de que es un sitio entrañable y con gente muy cork3agradable. Allí hemos podido disfrutar de varios pubs donde comer y beber, como el “Old Oak”, que posee unos interiores dignos de ver y cuyos encargados disponen de una hoja para reunir firmas con el objetivo de que exista un vuelo directo Madrid-Cork (primera señal de que lo español abunda en esta ciudad). Paseando por la calle, en los pubs, tiendas… ¡por todas partes he podido oír a gente hablando en español! Y es que, cómo se nota que España no está atravesando su mejor momento…

Otra cosa particular de Cork (además del exceso de españoles) es que en la mayoría de discotecas no os dejarán entrar a menos que tengáis 21 años y prueba de ello. Sí, oís bien, aquí no vale con ser mayor de edad. He preguntado sobre esto a mi “madre de acogida” y me ha dicho que no es parte de la ley irlandesa, pero que muchos clubs lo hacen para restringir la entrada de adolescentes y crear un ambiente más idóneo para personas de entre “veintimuchos” y “treinta y pocos”.

Pero bueno, aparte de la fiesta y las compras, Cork me ha decepcionado un poco en cuanto a lugar de interés turístico. Si vuelvo alguna vez, tendré que hacer un tour por sitios cercanos que parecen mucho más bonitos, cork2como el pueblo pesquero de Cobh o el castillo de Blarney.

De vuelta con los niños, esta semana ha estado muy bien ya que una aupair italiana que tenían hace 2 años ha venido de visita y ha sido genial conocerla. Además, el viernes fuimos a la biblioteca y yo le recomendé a la niña de 6 años a la que cuido que cogiera “Matilda”, de Roald Dahl, ya que hace un par de semanas les puse la película y les encantó. La muchachica cogió el libro… ¡y para la noche ya se había leído casi 50 páginas!

La verdad es que, casi sin darme cuenta, ya ha pasado un mes aquí, y puedo decir con total seguridad que la experiencia está siendo muy buena. ¡Esperemos que siga así!

Semana 4 en Irlanda. Viajar a Cork y escuchar español.
Comentarios