jueves. 11.08.2022

Los datos de recogida de aceite vegetal usado durante el año 2021 muestran un ligero aumento del volumen recogido. 

Año tras año  se va consolidando la costumbre de depositar en una botella de plástico cerrada el aceite doméstico usado, en cualquiera de los 8 contenedores de color naranja instalados en nuestra ciudad para la recogida selectiva de este residuo. 

El pasado año 2021 la recogida también ha aumentado respecto a la de 2020. 

Los contenedores situados en la C/ Santa Clara; en la Avda. El Ferial (Frente Estación de Autobuses); Avda. Federico Silva, 26; Avda. de León, 47 (Zona El Pinar); Avda. Maragatos, 38; C/ Las Eras; Avda. de Galicia (Barrio de San Isidro); y, Plaza San Martín han recibido un total de 7.868,80 litros de aceite doméstico usado, lo que supone un ligero aumento respecto al volumen recogido en 2020 (de 7.812 litros), aunque aún por dejo de los primeros años de la década anterior.  

Atendiendo a los puntos de recogida, durante el año 2021 la mayor aportación de aceite doméstico usado continúa registrándose en el contenedor situado en la Avenida de Maragatos, con 1.300 litros recogidos, frente a los 512 litros aportados en el contenedor situado en el Barrio de San Isidro, que ha sido el que ha presentado los menores valores de aportación, aunque los va incrementando. 

Si analizamos la recogida por meses, el mes de agosto fue el de mayor aportación (772,8), seguido de los meses de enero (760) y marzo y noviembre (752). 

Conviene tener en cuenta que, desde la puesta en marcha de este servicio de recogida selectiva municipal, se han retirado más de 82.000 litros de aceite, una elevada cantidad de residuo que además de ser totalmente reutilizable, puede causar serios inconvenientes si no se trata de manera adecuada. 

Se estima que un solo litro de aceite usado puede provocar, en caso de ser arrojado al desagüe, la contaminación de aproximadamente 1.000 litros de agua. También puede llegar a nuestros ríos y al flotar, formar una fina película de aceite que impide la oxigenación de las aguas, comprometiendo el futuro de numerosos seres vivos asociados a las aguas fluviales. 

 Además, el aceite vertido por los desagües se adhiere a las paredes de la red de abastecimiento, solidificándose y provocando la obstrucción y corrosión de las tuberías. Del mismo modo, provoca un aumento considerable del coste energético y económico de la depuración de aguas, ya que complica el proceso de recuperación de aguas residuales y acorta la vida de nuestra Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR).  

A pesar de lo nocivo que resulta, gran parte del aceite vegetal usado en los domicilios sigue acabando en el alcantarillado.  

Según datos ofrecidos por el Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico,1 anualmente se consumen unas 850.000Tm de aceite, estimándose que, con los actuales hábitos culinarios y de consumo se pueden generar unos 150 millones de litros anuales de aceite vegetal usado . 

Si entre todos somos capaces de recoger este residuo en botellas de plástico y depositarlo en los contenedores de color naranja, los aceites de cocina usados recogidos separadamente pueden recibir tratamientos mediante los cuales se preparan para la producción de biocarburantes, jabones y otros usos en la industria química (ceras, barnices, otros), reduciendo así el uso de recursos procedentes de materias primas e impulsando la actividad económica y empleos más verdes. 

La producción de biodiesel (BD100) a partir de aceites usados comporta un ahorro de energía fósil del 21% en relación al uso de aceites crudos y un ahorro del 96% de energía fósil respecto a la producción del diésel. (Fuente: CIEMAT, 2006). Cada kilogramo de aceite recogido se puede transformar en 0,92-0,97 kilogramos de biodiesel.2 

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se agradece la implicación de la ciudadanía benaventana en la recogida selectiva de este residuo, incrementando los datos de recogida los últimos años, animando a [email protected] [email protected] [email protected] a seguir contribuyendo a la adecuada gestión de este residuo, mejorando la calidad de nuestro entorno más cercano. 

Continúa en aumento el volumen de aceite doméstico usado que se recoge en Benavente
Comentarios